¿Y si gana Trump?

Noviembre se acerca y estamos a poco tiempo para que la elección más interesante e influyente para los mexicanos y su futuro, que sucederá en unas semanas más; misma que pone cada día más nerviosos a capitantes de empresas, políticos, académicos, periodisttas y demás actores sociales.

Para nadie es un secreto que el Magnate Neoyorquino ha venido de atrás, demostrando que sabe navegar contra viento y marea sobreponiéndose a muchos que ni siquiera lo consideraban aspirante a candidato, y está a nada de convertirse en Presidente de los Estados Unidos, hablamos del mismito Donald Trump, el “Ave de las Tempestades”.

Hillary Clinton, candidata Demócrata parece haber tocado su techo útil en todas las encuestas, mientras que el Republicano avanza con su discurso antimigratorio.

Esto, no obstante que la historia ha demostrado que la migración es un fenómeno natural que atañe a todas las especies que habitan la Tierra; al buscar de forma racional e intuitiva, no solamente sobrevivir, sino buscar mejor calidad de vida y garantizar la sobrevivencia y reproducción.

En Nuevo León y Norte de México, vivimos en estos dias una gran migración de diversas especies de mariposas, principalmente Monarcas, que vienen de diversas
regiones de Estados Unidos y Canadá, en busca de las cálidas temperaturas y los bosques generosos del centro de México, con el objetivo de garantizar la especie. Igual sucede en lugares como Bahía de Banderas, a donde llegan actualmente miles de ballenas con el mismo propósito.

La Especie Humana no es la excepción; tenemos miles de casos de movilidad social a lo largo de la historia, mismos que han demostrado que la grandeza y desarrollo de diversas naciones como Estados Unidos, Canadá, Argentina, muchos de Europa, incluso México, lograron avanzar gracias a la riqueza cultura, educativa y económica motivadas por la migración; en diversos momentos de su historia.

Por ello, cobra relevancia, la tésis conceptual planteada por el Presidente Enrique Peña Nieto en su intervención ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, al sostener que todos somos migrantes, y por ende debemos privilegiar, el respeto y las garantías individuales, y dejar de considerar a los migrantes como unos delincuentes.

Lamentablemente, el fenómeno de migración que vivimos actualmente en México, es un tema de seguridad para miles de centroamericanos que huyen de su Tierra, ante el peligro de morir y se arriesgan en la búsqueda de mejores niveles de vida para garantizar el sustento de sus familias.

Paradójicamente, discursos retrógrados como el del Candidato Republicano al Gobierno de los Estados Unidos, representan un contrasentido a la escencia misma de su nación, misma que ha logrado ser un referente mundial en desarrollo global, gracias precisamente al respeto a los migrantes, mismos que formaron esa gran riqueza cultural que es hoy la nación vecina.

El “Hombre del Peluquín” hace lo que mejor saben hacer los políticos…confunde una conciencia limpia con una memoria corta, al olvidar de una conviente manera, que él mismo proviene de una familia de migrantes que llegaron a los Estados Unidos de Europa con el objetivo de buscar fortuna en lo que cientos de años antes se le conocía como “el Nuevo Mundo”.

Aunque muchos, podemos considerar que sus discursos belicistas y antilatinos no dejan de ser una estrategia de campaña, resulta preocupante la manera, en la que aún sin tener una influencia política y económica oficial, ya puso a tambalear las finanzas mexicanas motivando los grandes sustos de tener al peso mexicano a 20 pesos en la paridad con la moneda estadounidense.

¿México está preparado para un no deseable pero posible triunfo del multimillonario neoyorquino?, ¿Los estrategas del Gobierno federal habrán medido ese tema al abrirle las puertas de Los Pinos?, ¿o sencillamente siguen practicando la estrategia de “jugársela” con los ojos cerrados?

Por ello cobra relevancia la postura mexicana al refrendar el compromiso para lograr un Pacto Global de los Refugiados y concretar para el 2018 el Pacto Global para la Migración Ordenada, ya que durante la intervención en la ONU, el Presidente Peña reafirmó:

“La comunidad Internacional, puede mejorar la situación de los migrantes. Tenemos un compromiso pendiente con ellos, que todos debemos asumir, porque la migración no representa solamente el pasado y el presente de la humanidad, sino también el futuro”.

La historia de México siempre se ha caracterizado por sus políticas fraternas y puertas abiertar a todos aquellos seres humanos que se ven obligados a abandonar la tierra que los vió nacer por razones de sobrevivencia, seguridad u otro tipo de causas.

Es obligación de todos los mexicanos no solamente apoyar, sino exigir a los gobernantes que mantengan este espíritu, para que México siga siendo respetado en la comunidad internacional.

Y tal como dijera Benito Juárez…

“el Respeto al Derecho Ajeno es la Paz”

Te puede interesar