¡Y se orinó sobre la Gacetilla!…en Salud, muchachas súper pagadas…

img_0416

“¡ÁNDALE!, FUE LA EXPRESIÓN DE MARGARITA ZAVALA cuando el Subcomandante Marco, alias Marco García, le dijo que pensaba lanzarse por Monterrey al estilo Javier Corral en Chihuahua, para revivir al panismo tradicional y una gran alianza ciudadana.

Cuando lo vió, la señora Zavala lo recordó a la primera… “¿cómo estás Marco?”

img_0417

LA VERDAD ES QUE EL SUBCOMANDANTE y el Profe Amaral fueron los únicos invitados de Nuevo León que acudieron a la rendición de protesta del nuevo Gobernador de Chihuahua.

Anduvieron saludadores, en pláticas con los gargantones del CEN… otro que recordó muy bien a Marco fue El Jefe Diego… “¿qué travesuras andas haciendo por acá?, ya no me hagas sufrir a Adalberto”.

A GUSTAVO MADERO LO HICIERON TRAGAR saliva cuando Marco le dijo: “Te manda saludos Gustavo Valdés Madero”… “¡La Terca!”, exclamó Don Eggless, ex presidente nacional del PAN.

Y luego remató… “me madreó mucho”.

EN EL EVENTO QUEDÓ EN claro la clase de power que trae Margarita Zavala… muy, pero muy por encima del que recibe El Cerillo, alias Ricardo Anaya, el presidente del CEN.

De todos modos, Corral evitó un aplausómetro que pudiera dejar en mal otra vez al dirigente, porque se abstuvo de nombrar entre los invitados a la señora Zavala, y solamente la incluyó de pasadita en su discurso.

PERO QUEDA MUY EN CLARO que los panistas no quieren a nadie más en la boleta de la candidatura a la Presidencia de la República.

Ya sin la señora Zavala, quien se llevó la ovación del día no fue Anaya, sino El Jefe Diego.

BUEN AMIGO ME DICE que en el Festival Pal Norte entraron 70 mil personas, y él que es experto en temas de consumo, establece que el promedio es de tres cervezas por asistente.

O sea, se vendieron 210 mil cheves… de acuerdo a ese promedio.

EN DONDE LAS COSAS están extrañas es en el precio del bebestible, me dice que está en 35 pesos… pero algunos asistentes dicen que estaba en 60 pesillos… la verdad, no va a creerlo, pero en el contrato no dice en cuánto se vendió la cheve.

O sea… más sombrío, más tenebroso… más fácil para clavar billete.

img_0419

MIRE USTED, PARA QUE VEA el mugrero que trae en la Secretaría de Salud el doctor Bigotes Chorreados, alias Manuel de la O., mire los requisitos que se solicitan para llegar a la chamba de verificador sanitario…

Los primeros tienen que ver con el título de carreras afines, y lo segundo es lo de la experiencia de por lo menos un año como verificadores en la categoría más elemental.

img_0418

VEA USTED ENTONCES LAS FECHAS DE ingreso de las nuevas personas a quienes se dio de alta con esa categoría, ni una sola completa el año.

Luego, el tremendo salario que se les otorga, de 40 mil pesos al mes, cuando los más veteranos ni siquiera llegan a los 15 mil, porque a pesar de tener hasta 15 años de experiencia, no han sido promovidos al nivel que les dieron a las personas recién nombradas.

Y PARA REMATAR… ¿nota usted algo en particular?, ¡todas son mujeres!, mire nomás, Bigotes Chorreados coloca puras mujeres… sin experiencia, sin preparación previa, con sueldazos.

Se unen a la Miss García, la señorita Dávila… ¿no estarán enviando allá recomendadas especiales de otras secretarías?

¡CON RAZÓN ESTÁN ESCONDIENDO toda la información de sus nóminas!, quesque por ataques cibernéticos.

La esconden para que no veamos la clase de mugre que traen… la manera en que se gastan nuestro dinero en contrataciones sospechosas… ¡cochinos, marranos!

img_0420

LES DECÍA AYER QUE era interesante ver si Gazú El Viejo era capaz de orinar sobre la Gacetilla, con tal de salvar el pellejo y ganar la gracia del PRImo Heliodoro, para que no lo corra ahora que trae pleito con el periódico de Washington St.

Pues he aquí… ¡que orinó sobre la Gacetilla!, chequen la gema que le dedicó.

ESTÁ AGARRADO CON LAS UÑAS de su cargo, porque no quiere perder el glamour del poder, porque cerca de él no se entiende la vida sin un cargo público de primer nivel.

Y allí lo tienen… arrastrando la cobija y ensuciando el apellido… ¡qué pena!

Te puede interesar