Un total de 45 cuerpos han sido exhumados de Jojutla

JOJUTLA

Morelia.- Al menos 45 cuerpos fueron desenterrados tras cinco días de exhumaciones de las fosas del panteón Pedro Amaro, en este municipio, pese a que la Fiscalía General del Estado (FGE) aseguró que sólo había 35.

Al término de la diligencia, peritos y familiares de personas desaparecidas descubrieron que debajo de la última capa de despojos recuperados hay un número indeterminado de restos óseos sin clasificar, los cuales serán desenterrados este martes.

El titular de la FGE, Javier Pérez Durón, María y Amelia Hernández, madre y tía de Oliver Navarrete Hernández (secuestrado, asesinado y encontrado en las fosas de Tetelcingo), detallaron ayer en conferencia de prensa lo hallado en las excavaciones.

Representantes de la FGE, la Procuraduría General de la República (PGR), la división científica de la Policía Federal y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) acudieron ayer para hacer pozos de sondeo en busca de más cadáveres, explicó Pérez Durón. Al empezar se levantó una tarima y se observó que existen algunos cadáveres, dijo el fiscal.

Sin embargo, Amelia Hernández agregó: No fue necesario realizar la excavación de los pozos de sondeo porque al levantar una tarima de triplay, al fondo de la fosa común, había al menos otra cama de cadáveres.

El fiscal anunció que este lunes continuarán con la diligencia y el traslado de cuerpos al panteón Jardines del Recuerdo, en el municipio de Cuautla, para la reinhumación, y el martes regresaremos a Jojutla a ver cuántos cadáveres más existen en esta fosa.

María y Amelia, voceras de familiares de personas desaparecidas, expresaron: Entre menos cuerpos, más porquerías, en referencia a las fosas de Tetelcingo, de donde fueron exhumados 119 cadáveres.

El horror no lo puedo describir, pero mi hermana y yo coincidimos en que (en Jojutla) hay un trato más indigno para los seres humanos que en Tetelcingo, señaló María Hernández.

¿Qué tipo de servidores públicos y autoridades municipales y estatales entierran cuerpos, según ellos porque sus familiares no reclaman, encima de una fosa clandestina? Quienes cavaron ahí (trabajadores de la FGE que enterraron al menos 45 cuerpos en julio de 2014) debieron saber que abajo había más cadáveres que no reportaron; además, sin ningún rasgo de humanidad, los cubrieron con toneladas de tierra.

Entre las irregularidades descubiertas en los cinco días de trabajos en el panteón, que se iniciaron el pasado martes, destaca que a la mayoría de los cadáveres no se les practicó necropsia; los inhumaron con ropas y algunos aún tenían heridas de bala, huellas de tortura y estaban maniatados; además, no se iniciaron investigaciones por sus muertes.

Al menos cuatro embalajes o paquetes tenían un número de carpeta de la antigua Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), ahora Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), de la PGR, por lo que familiares de víctimas no se explican por qué esos casos no fueron investigados por las autoridades federales y los restos fueron enterrados en una fosa clandestina de Morelos.

La coordinadora de la Red de Eslabones por los Derechos Humanos, Valentina Peralta Puga, calculó que los 45 cuerpos exhumados fueron cubiertos con unos 27 metros cúbicos de tierra, en la cual había más de 100 restos humanos (huesos y pedazos de cráneos de siete personas).

Y mientras se desentierran cadáveres de fosas clandestinas, el mandatario perredista Graco Ramírez informó en su cuenta de Twitter que él está en China fortaleciendo el intercambio comercial con y México, como representante de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

El fiscal Pérez Durón precisó que los 45 cuerpos serán llevados al Centro Médico Forense móvil de la PGR para que este lunes se reinhumen en el panteón municipal de Cuautla. Después regresará a Jojutla para que el martes comiencen a depositar ahí los cuerpos que vayan exhumando del sepulcro encontrado debajo de la fosa común de la FGE.

Te puede interesar