Trump revisa los ocho prototipos para su muro fronterizo

TRUMP MURO

EU.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aterrizó en San Diego para iniciar su primera visita a California, un viaje en el que inspeccionó los prototipos ya construidos del controvertido muro que pretende levantar en la frontera con México.

El avión presidencial Air Force One tomó tierra a las 11:23 hora local en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Miramar, situada unos 20 kilómetros al norte de San Diego, desde donde se desplazó a un punto entre Otay Mesa y Tijuana (México) en el que se encuentran los ocho diseños preliminares para el muro fronterizo.

Posteriormente, Trump regresará a Miramar para dar un discurso ante un grupo de militares antes de volar a Los Ángeles, donde por la tarde asistirá a un acto de recaudación de fondos para el Partido Republicano que tendrá lugar en Beverly Hills.

Esta breve visita a California es la primera de Trump a un estado que, desde que llegó al Despacho Oval, se ha mostrado muy crítico con la Casa Blanca en temas como inmigración, cambio climático o sanidad.

Francotiradores resguardan zona

Un grupo de francotiradores del Ejército estadounidense se ha montado sobre los remolques que están en el área de los prototipos del muro, para resguardar la integridad del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

Los agentes mantienen la visión hacia lado mexicano , y portan armas largas.

De lado mexicano continúa la vigencia de la Policía Federal, e incluso algunos elementos están sobre las casas de la Colonia Las Torres.

¿Burlar el nuevo muro de Trump en la frontera México-EU? “¡Sí se puede!”

“¡Sí se puede!” atravesar cualquier muro, aseguran desafiantes algunos mexicanos frente a la frontera con Estados Unidos, donde este martes el presidente Donald Trump supervisará los prototipos de la nueva muralla con la que pretende seguir alejándose de México, tanto en la cartografía como en la diplomacia.

El republicano Trump ha calificado de “criminales” a los inmigrantes mexicanos e insiste en construir un nuevo muro fronterizo financiado por México, desatando la peor crisis diplomática con su vecino sureño en décadas.

Ofendidos, los mexicanos viven la visita de Trump a la frontera como una más de sus provocaciones y reaccionan desafiantes ante los ocho imponentes prototipos de muralla que el magnate mandó erigir en Otay Mesa, una árida zona de la estadounidense San Diego que colinda con la mexicana Tijuana.

Pareciera que Trump “quiere venir a decirnos que aquí está, que va a hacer lo que él dice de los muros”, dice a la AFP Eladio Sánchez, un obrero de 30 años que vive desde niño en un humilde barrio a escasos metros del lado mexicano de la frontera.

El muro se podría pagar con fondos destinados a inmigrantes: Trump

El presidente de Estados Unidos citó hoy un estudio de un centro de pensamiento ultraconservador que afirma que el muro que planea construir en la frontera con México se pagara “por sí solo” mediante la reducción de las tasas de criminalidad y de los niveles de inmigración.

Trump se refirió a ese estudio en un comentario por Twitter mientras viajaba por primera vez a la frontera con México, una visita destinada a evaluar los prototipos de su polémico muro.

“De acuerdo con el Centro de Estudios de Inmigración, los 18.000 millones de dólares para el muro se pagarán por sí mismos mediante la reducción de la importación de crimen, drogas e inmigrantes ilegales que suelen aprovecharse de los subsidios de desempleo”, escribió Trump.

El mandatario citó un artículo de la cadena conservadora Fox, que a su vez hablaba de un estudio elaborado por el Centro de Estudios de Inmigración, un centro de pensamiento ultraconservador que está a favor de reducir los niveles de inmigración a Estados Unidos.

En ese estudio, publicado en febrero, el centro de pensamiento afirma que ni México ni los contribuyentes estadounidenses tendrán que hacer frente al pago del muro.

Asegura que “el costo” de la inmigración ilegal excede con creces el de la construcción del muro, puesto que los inmigrantes que llegan a EU tienen “niveles modestos de educación” y, por tanto, dependen en gran medida de los subsidios del Gobierno para sobrevivir, según el estudio.

De esa forma, el centro afirma que la construcción del muro se financiara con el dinero que el Estado ahorrará en inmigrantes y en recursos para combatir el crimen.

Te puede interesar