¿Tres millones por la libertad?

EN LOS BAJOS MUNDOS CIRCULA el rumor de que el maleante que escapó del arraigo soltó de dos a tres millones de pesos por su libertad.

La verdad es que la cadena de sucesos que se dieron desde el momento en que La Marina lo entrega para ser procesado, da mucho en qué pensar.

Primero, el juez de control lo vincula a proceso pero le dicta arraigo domiciliario… ¿es esto normal?

De ningún modo, y el Consejo de la Judicatura ya debiera estar ganándose el pan en una investigación sobre el criterio aplicado por un juez que ante los hechos, se pone benévolo.

El acusado venía con un arsenal a cuestas, una gran cantidad de droga, una operación tipo cártel, pasamontañas que indican que se dedicaba al secuestro o actividades en las que debía proteger su identidad.

¿Es esto normal en los criterios judiciales?

Resulta que el Gobernador que se queja de que los jueces federales protegen a los políticos del sexenio pasado, no dice pío cuando los jueces estatales dejan libres a criminales peligrosos para la sociedad.

Así andamos.

Te puede interesar