Tornado deja 30 heridos en Oklahoma

OKLAHOMA CITY.- Un inusual tornado de finales de verano azotó la mañana del domingo el distrito comercial de Tulsa, apenas unas horas después de que estuviera abarrotado de personas, lo que provocó que más de dos docenas de personas fueras hospitalizadas, incluyendo a dos con heridas que ponen en riesgo su vida. Muchas de las víctimas son empleados de restaurantes que se preparaban para cerrar o permanecían abiertos.

No se reportaron muertes a causa del tornado, que azotó poco después de la 1 a.m. en el centro de Tulsa, de acuerdo con la portavoz de la ciudad, Kim Meloy.

Mike Teague, del Servicio Meteorológico Nacional, dijo que el tornado era de categoría EF2, con vientos de entre 178 y 217 kilómetros por hora (111-135 mph) y que se registraron dos tornados menores, “posiblemente” categoría EF0, con vientos de 104 a 136 kilómetros por hora (65-85 mph) en el radar cerca de Inola y Claremore, a unos 40 kilómetros (25 millas) al este y noreste de Tulsa.

La portavoz de la Autoridad de Servicios Médicos de Emergencia, Kelli Bruer, dijo que la compañía de ambulancias trasladó a 13 personas a hospitales de la zona, ocho procedentes de un restaurante TGI Fridays, con hora de cierre de 1 a.m., y cuatro de un restaurante Whataburger abierto las 24 horas, y una persona más que se encontraba en la zona.

La portavoz del Hospital St. Francis, Lauren Landwerlin, dijo que el nosocomio atendió a unas 30 personas. Meloy indicó que muchas personas fueron llevadas a hospitales en vehículos privados.

Las dos personas con heridas más graves procedían del TGI Fridays y del Whataburger, dijo Bruer.

El momento de la tormenta fue afortunado, según Meloy, ya que cientos o miles de personas se encontraban en el área unas cuantas horas antes.

“Es una zona altamente comercial y a menudo hay muchas personas en el lugar. Hay un centro comercial, una sala de cines”, además de los restaurantes”, dijo Meloy.

Te puede interesar