Tiene Rayado una titánica misión

Luego de la derrota del pasado miércoles en el clásico 111, los Rayados del Monterrey tendrán que echar toda la carne al asador para tratar de revertir la situación y conseguir un resultado que en el papel se ve bastante difícil.

Por principio de cuentas tendrá que buscar un resultado que no consigue desde hace 40 partidos frente a los Tigres: Ganarles por tres goles de diferencia.

La última vez que esto sucedió fue justamente en liguilla cuando inició la “paternidad” rayada en esta fase eliminatoria y vencieron a los felinos por marcador de 4-1 en el Volcán, hace 14 años en el 2003.

Por si esto fuera poco los pupilos del Tuca suman 60 partidos sin perder por tres goles o más, la última vez que esto sucedió fue en la final contra Pumas en el 2015, cuando en tiempo reglamentario perdieron 3-0 y en tiempo extra 4-1.

Además, los del Turco se enfrentarán a la mejor defensa del torneo con apenas 12 goles recibidos, es decir, los albiazules tendrán que anotar en un partido el 25% de todos los goles que Tigres recibió en la temporada regular.

Pero parece ser que el problema más grave son los propios Rayados, ya en los últimos 6 encuentros a anotado en seis ocasiones y ha recibido 10, y además, ha perdido tres encuentros en forma consecutiva.

Es importante mencionar que la causa rayada no solo debe estar preocupada por anotar, sino también por no recibir, y en esta ocasión le tocará enfrentar a unos felinos que en los últimos 6 encuentros han anotado 18 goles y ha recibido apenas 4, por lo que la zaga del Monterrey tendrá que estar muy atenta porque además tendrá enfrente a un Gignac que con 15 apariciones en liguilla lleva la friolera de 12 anotaciones.

Difícil mas no imposible, dirán muchos, y para muestra varias hazañas en diferentes ámbitos deportivos que se han presentado en los últimos tiempos, sin embargo, como es de todos sabido, las estadísticas no juegan en esta clase de partidos, por lo tanto, los próximos 90 minutos, ambas escuadras tendrán que pararse con lo mejor y de la mejor forma, uno para realizar una hazaña y el otro para evitar una tragedia.

Te puede interesar