Sábado de Anecdotario

Año del 75… fiesta en la casa San Luis, en Tlalpan… se conmemora un aniversario de la Fundación de la capital potosina.

Acuden mandatarios de varios estados y el entonces presidente Luis Echeverría Álvarez.

En una de esas, el primer mandatario acudió al baño y el guardia a su cargo no lo advirtió de inmediato… cuando reparó, el mandatario no estaba y al asomarse por el pasillo, vio la puerta del baño cerrarse.

Así que a toda prisa fue para allá, medio empujó la puerta y preguntó…

-¿Es usted, señor presidente?

“No”, respondió Echeverría, “soy el fantasma de Porfirio Díaz”

El guardia, dudoso le pregunta…

-Perdón, señor, una duda… ¿se fue usted al cielo o al infierno?

“Me fui a casa de su tiznada madre”

-!Ah!… entonces al infierno.

Te puede interesar