Sábado de Anecdotario

Reunión en El Granero… Adalberto Madero, Madedito, invita a comer a Fany Arellanes y a Judith Díaz.

Él tema es definir rutas hacia una eventual candidatura para Gobernador o para Alcalde en Monterrey.

Todo muy bien… muy agradable, hasta que llega la hora de pagar.

Madedito permanece callado…

Judith le dice: “Pide la cuenta Adalberto”.

Madedito se encoge de hombros… “Es que no taigo billeteda”.

Las damas se miran, lo miran… “Tú nos invitaste, mira… no traemos bolsos, no trajimos”.

Madedito suda… mira en derredor, saluda… sonríe nervioso, todavía se da tiempo para levantarse e ir a saludar de mano a dos personas que le saludaron a distancia.

Regresa… “¿Qué hacemos?”

Fany incrementa la presión… “Nosotras tenemos que irnos, pide prestado”.

-¿Peeeedo cómo?… ¿El futudo gobednadó?… ¡no puedo!

“Pues llama a tu casa”.

Se ilumina el rostro, toma el celular y llama a casa; quince minutos después, un sonrojado Madedito recibe a su mamá quien le lleva efectivo para pagar, entonces sí, con mucha propiedad levanta la mano…

“La cuenta podfavó… ¿desean algo más?”

Te puede interesar