Proteger los alimentos dentro del refrigerador en casos de emergencia

taza moneda

EU.- Aunque las medidas preparatorias son claves para sobrevivir a los huracanes, tampoco se pueden dejar de lado las precauciones necesarias después del paso de una tormenta.

Es muy probable que los cortes de electricidad durante un huracán estropeen cualquier alimento que quede en tu refrigerador. Pero cuando regreses a tu casa o vuelva la electricidad, ¿cómo sabes si la comida es segura?

Pues para eso hay un simple truco: el de la moneda de 25 centavos en el agua congelada.

Todo lo que tienes que hacer es llenar una taza con agua y colocarla en el congelador hasta que esté congelada. A continuación, se coloca la moneda en la parte superior de la taza y vuelve a poner en el congelador.

Cuando te dispongas a consumir los alimentos, si la moneda todavía está encima en la taza, esto significa que el refrigerador trabajó bastante tiempo y la comida es segura.

Si la moneda se va al fondo significa que el refrigerador estuvo sin electricidad un buen tiempo y probablemente debes botar todo a la basura para evitar enfermarte con comestibles estropeados.

Si la moneda queda más o menos en el medio de la taza la frescura de los alimentos es dudosa.

La Administración de Alimentos y Medicamentos sugiere que cuando se prepara para emergencias, la temperatura de tu congelador debe estar por debajo de 0 grados Fahrenheit, y la temperatura del refrigerador no debe ser superior a 40 grados Fahrenheit.

La FDA también sugiere congelar recipientes de agua para ayudar a que tu comida se mantenga más fría por más tiempo, incluso si se pierde la electricidad, y colocar en el congelador artículos refrigerados que no usarás inmediatamente para que permanezcan frescos.

Los alimentos refrigerados son seguros siempre y cuando la puerta del refrigerador y nevera se mantenga cerrada y el suministro de energía no se pierda más de cuatro horas.

Te puede interesar