Presenta el Tecnológico de Monterrey la Cátedra Federico Baur


De izquierda a derecha: Manuel Zertuche, Decano de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey; Marcus Baur, hijo de Federico Baur, ambos consejeros del Tecnológico de Monterrey; Kumar Wickramasinghe, Líder de la Cátedra Federico Baur y David Garza Salazar, Rector del Tecnológico de Monterrey.

Ejercer un trabajo en conjunto que apoye a la detección oportuna y combate de enfermedades como el cáncer, así como impactar positivamente en los servicios de salud de las comunidades más necesitadas, es el objetivo de la Cátedra Federico Baur, presentada en el Tecnológico de Monterrey.

Profesores, investigadores, así como alumnos de pregrado y posgrado de todos los campus de la Institución participarán en esta nueva cátedra que será liderada por el doctor Kumar Wickramasinghe, docente de la Universidad de California y destacado investigador en el campo de la nanotecnología.

El doctor Wickramasinghe, quien dirigió el grupo que desarrolló el microscopio de fuerza atómica cuando era parte de IBM, indicó sentirse entusiasmado por colaborar en la Institución.

“En verdad quiero trabajar con profesores y alumnos, así como crear un grupo de investigación de clase mundial”, sostuvo.

Desarrollar proyectos relacionados con células madre y tecnologías para el descubrimiento de medicamentos son algunos de las acciones que buscará realizar la cátedra, explicó el investigador.

El doctor Manuel Zertuche, Decano de la Escuela de Ingeniería y Ciencias, comentó que buscarán diseñar proyectos de impacto en las comunidades más necesitadas.

“Por nuestro gran proyecto institucional Tec Nano, que abarca varios tipos de investigación y la construcción de una muy fuerte infraestructura para desarrollar nuevos proyectos, vimos que nanotecnología era el campo ideal para desarrollar y nos dimos a la tarea de buscar un líder para esta cátedra”.

La Cátedra Federico Baur tiene dos grandes principios: en primera instancia se basa en generar tecnología de bajo costo y de alto impacto a la sociedad desde la nanoscopía, que permitirá ver y medir fuerzas a nivel atómico y ver las propiedades que tiene la materia, así como la construcción de nanosensores que sean de mayor potencia, mayor valor y aplicación.

“Uno de los proyectos que más queremos desarrollar es el ‘point of care’, es decir, llevar un laboratorio de diagnóstico a comunidades que no tienen servicios médicos adecuados y poder diagnosticar enfermedades claves. Esto lo vemos de aquí a dos, tres años”, dijo el doctor Zertuche.

La tecnología disruptiva, la colaboración de científicos y profesores haciendo redes de colaboración con otras instituciones, entre ellas el MIT, permitirá un trabajo más rápido, eficiente y de alto impacto para la materia médica y social de México.

Alianza en ciencia e investigación
En la presentación de la cátedra realizada en el Pabellón La Carreta de Campus Monterrey, David Garza Salazar, Rector del Tecnológico de Monterrey, señaló que esta será la primera vez que la Institución maneje un fondeo de investigación a perpetuidad, gracias al donativo realizado por la familia Baur.

“Este es un momento histórico porque es la primera vez en nuestra Institución que tenemos este concepto, y es también histórico porque estamos apostando al talento y nos estamos vinculando con alguien de clase mundial”, expresó.

Por su parte, Marcus Baur, hijo de Federico Baur, ambos consejeros del Tecnológico de Monterrey, señaló que es un reto para México que las empresas y las universidades inviertan en investigación y desarrollo de tecnología.

“Para nosotros el tema de desarrollo de innovación e investigación es muy importante y nos da mucho gusto que este donativo se aplicara en nanotecnología, que es el futuro”, manifestó el presidente y director general de Grupo Bocar, empresa dedicada a las autopartes.

La familia Baur hizo una donación de 3 millones de dólares, cantidad que también aportó la Institución, para crear el fondo a perpetuidad.

Te puede interesar