Policías desatentos reciben bofetón

HACE YA VARIOS MESES QUE USTED PODÍA VER a los policías bien tranquilos con el celular, chateando… jugando.

La despreocupación parecía fruto de un clima de paz que lamentablemente se rompió con el asesinato del policía ministerial.

¿A qué distancia le dispararon?… ¿realmente hubo persecución?

Los detalles indican que no esperaba el ataque, estaba capacitado para huir, traía mejor unidad, más potencia y preparación… es más, si hubiese estado alerta, se defiende y los hace huir.

¿No les avisaron que estaban en la mira?

LA EXPLICACIÓN SIMPLONA DEL GOBIERNO al culpar a quienes fueron en su tiempo jefes de los zetas carece de mucha certeza.

No tienen idea de quién está matando.

Los zetas como tales ya no existen en Nuevo León, los grupos que ambos comandaban ya no estaban integrados o estaban en manos de otros.

No dudo que busquen rehacerse, pero es obvio que lo último que desean es desatar una cacería en su contra cuando aún no recuperan fuerzas, si es que ese fuera el objetivo.

Hay mucho más de fondo… mucho más.

Te puede interesar