La depredación del Fundidora es evidente en estas gráficas; la zona de “las eses” es ahora la zona de “las heces”

Desde 2012 a la fecha, la zona de las “eses” en el Parque Fundidora ha sido escenario de diversas presentaciones artísticas, pero sobre todo, es el escenario de la depredación salvaje que se aplica a las zonas arboladas, en beneficio de cerveceras y negocios de bebidas alcohólicas, especialmente Heineken.

Creado durante la administración de Fernando Canales como un bosque urbano en terrenos que servían como tiradero de escoria de la antigua Fundidora de Fierro y Acero Monterrey, el parque poco a poco ganó áreas verdes, con árboles que lograron sostenerse y crecer en la zona.

En la administración de Rodrigo Medina, se permitió realizar conciertos, especialmente el de fin de año, en esa zona “las eses”, que ahora se ha convertido en la zona de las heces, porque ahí desde la administración de Jaime Heliodoro Rodríguez, se multiplican los conciertos de bandas, la colocación de baños portátiles y la desaparición de árboles.

En la foto que acompaña esta nota, se puede observar como en el 2012 se contaba con una amplia zona arbolada en ese sector… posteriormente en diferentes años, se observa en las áreas señaladas cómo desaparecen árboles y aparecen espacios ralos, que van creciendo hasta que en el 2017, desaparecen por completo los árboles para dejar ahí espacio al gran escenario, a los stands de venta de cerveza y a los sanitarios portátiles.

Sí, se están acabando el Parque Fundidora.

Te puede interesar