La buena en el sur de Monterrey; la mala en la Nueva Linda Vista

HACIA EL SUR DE MONTERREY, los filtros de seguridad y los trabajos federales empiezan a dar resultados, al menos para detectar el origen de las bandas que tienen en jaque a los ciudadanos.

De nada ha servido, hasta antes de este esfuerzo, que les envíen unidades de Fuerza Civil, si parecen tener instrucciones de no separarse de las tiendas de autoservicio.

Si no hay trabajo de inteligencia, todo se reduce a ver si por suerte un asaltante viene y les dice: “¿Me quieren capturar?”

Ahora sí, hay inteligencia y no está descartado que en breve caiga un buen ramillete de hediondos, presos o abatidos, ellos van a escoger.

EN LA COLONIA NUEVA LINDA VISTA, donde las calles tienen nombres de planetas, llegaron dos unidades, camionetas y bajaron seis apestosos… se dividieron en tres grupos de tres, y cada pareja se metió a una casa de la cuadra.

Eran las nueve de la noche, y curiosamente, los hediondos tenían datos de cuáles casas estaban vacías… ¿Quién se los dijo?

Iban a vaciar las residencias, cuando un vecino que estaba echándose unas cervezas en su patio vio a dos de ellos y les gritó… los malandrines de volada salieron corriendo, treparon a sus camionetas y se largaron.

Es interesante descubrir que ellos sí realizan trabajos de inteligencia con sus halcones, quienes pasan en bicicleta para saber cuáles casas están vacías de gente y a qué hora, entonces avisan y todo queda listo para el robo.

¿No habría que revisar a qué se dedican las unidades destacamentadas en el sector?… ¿No les andará fallando un foco?

Te puede interesar