Ineptos, hasta pa robar

Tres años después, y sepultado el Monterrey VI, no tenemos un Plan Hídrico.

Y como no hay un plan, tampoco hay proyecto de obra… y como no hay proyecto de obra no hay recursos de la Federación para ello.

¿La presa Libertad?

Suponen estos imberbes que si le cambian de nombre se acaba el rechazo.

Se llamaba Terreros, y no se construyó en tiempos de Jorge Treviño, porque los citricultores demostraron que ponía en riesgo sus huertas.

A lo mejor piensan pagarle a los productores por sus terrenos, acabar con los árboles y construir el vaso que se llenará con gotitas de los ríos afluentes.

Son capaces, pero creo que ni eso se les ha ocurrido.

No tenemos sed por ahora, llovió bastante bien, y aunque nos desaparecieron muchos millones de metros cúbicos, la situación ya parece bajo control en cuanto a las fuentes de abasto a corto plazo.

Pero a la larga, ¡nada!

Un Monterrey que flota sobre inmensos lagos, no puede usar esa agua porque su alta concentración de sales minerales.

¿Es más caro establecer plantas para potabilizar esa agua que construir ductos desde el Pánuco?

No sé, solamente pregunto…

Todos vemos la cantidad de agua que se tira cuando llueve porque los veneros se desbordan.

¿Nadie ha mencionado al gasoducto ocioso que viene desde Cactus, Chiapas hasta Reynosa (Ahí cerquita del Cuchillo) que pudiera utilizarse para trae agua desde donde les sobra?

No lo sé, solamente pregunto.

Hay muchas posibilidades, pero en los gobiernos solamente se habla de construir, de meter billete y sacar otro…

De mamar el recurso ciudadano.

Bueno, pero ni siquiera por eso, por mamarse el recurso, este desGobierno es capaz de elaborar un plan hídrico.

Te puede interesar