Iglesia en Argentina dejará de recibir aportes del Estado

PAPA FCO

Buenos Aires.- En una decisión histórica la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) anunció que la Iglesia Católica dejará de recibir los aportes del Estado, lo que se hará gradualmente en momentos en que el papa Durante una homilía en una misa en Santa Marta, Francisco advirtió que “cuando un gobierno no es honesto busca ensuciar a sus adversarios con la murmuración, lo busca siempre, sea con difamación, con calumnia”.

El Sumo Pontífice en su encíclica comparó a los gobiernos que denigran y ensucian a sus adversarios con regímenes dictatoriales. Esta decisión coincide con algunos mensajes anteriores del Papa, donde reflexionaba sobre la necesidad de la Iglesia de dejar de depender económicamente de poderes que pueden influir sobre sus acciones y los principios del cristianismo.

En este caso dejarían de recibirse las asignaciones a los Obispados y becas para seminaristas y parroquias de frontera, y se trabajará en la creación de mecanismos de autosustentación solidaria para reemplazar el fondo estatal.

Es un paso tan fuerte como los mensajes de Francisco ante el incremento de las desigualdades en el mundo, las guerras, las persecuciones, el castigo del desempleo sobre poblaciones, el neoliberalismo, las “guerras sucias”, al llamar al diálogo, la pacificación y la humildad.

En algunos momentos los mensajes del Papa fueron criticados por funcionarios del gobierno argentino y medios afines a éstos dejando al aire una amenaza velada por la dependencia económica de la Iglesia.

De hecho también fue duro el mensaje al gobierno del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea al inaugurar el pasado lunes el encuentro de obispos donde habló de un año muy difícil y sobre el papel de la Iglesia en las actuales circunstancias que se viven en el país.

En el encuentro que culminó el viernes, se decidió crear una misión evangelizadora de la Iglesia que trabajará en la creación de un “fondo solidario y la continuidad del diálogo con el gobierno nacional, consensuando diversas alternativas que facilitarán este reemplazo”.

En marzo, el tema originó un caluroso debate cuando -en momentos en que se empezaba a instalar el tema de la legalización del aborto- el jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó en el Congreso que el presupuesto destinado a la Iglesia católica en 2018 ascendía a 130 millones de pesos.

La CEA mencionó que este aporte a la Iglesia significa sólo un siete por ciento del presupuesto, lo que se propone lograr entre las comunidades cristianas al tomar ejemplo de otros períodos de la Iglesia Católica, unidas a las nuevas doctrinas papales de profundos cambios.

Te puede interesar