Hasta nunca dictador II

La semana pasada escribí una editorial titulada “Hasta nunca, dictador Fidel” sobre la situación que se vive en Cuba por la falta de respeto a los derechos humanos y muchos “admiradores” de Fidel Castro me criticaron en mi página de Facebook al grado de que uno -que se creyó de la Policía Nacional Cubana- me exigía que no escribiera sobre Cuba sino sólo de México, alegando que en México la situación estaba peor.               
Otra vez… ¿es en serio? Si Cuba está mejor que México… ¿Por qué los mexicanos que se van de nuestro país en búsqueda de mejores oportunidades no se va para allá? Emigran a los Estados Unidos, Canadá, Europa, Costa Rica, Asia… pero no a Cuba. Si Cuba está tan bien… ¿por qué más de un millón de cubanos ha huido? ¿Por qué los que defienden los “beneficios” del régimen comunista cubano no se van a vivir para allá? La respuesta es simple: porque es muy cómodo estar a favor de un régimen comunista y vivir como capitalista. Es muy cómodo criticar “el imperialismo yanqui” pero soñar con vivir como ellos. Es muy cómodo idealizar una dictadura sólo para entrar a la moda “intelectualoide”, mientras se disfrutan los derechos que en Cuba no se tienen.               
Hablemos de la libertad de expresión que en Cuba no se ejerce desde que gobierna el Partido Comunista. Según un informe realizado por “Cuba Prensa Libre” sitio de la Asociación Pro Libertad de Prensa, el Gobierno de Cuba ha generado “una serie de mecanismos para minar el trabajo de periodistas independientes, blogueros y periodistas ciudadanos”.               
En este informe, de Marzo de 2016, se señala que los medios de comunicación en Cuba son propiedad del Estado y sólo responden a los intereses del Partido Comunista. El servicio de internet en hogares sólo es permitido para extranjeros residentes en la isla y el servicio estatal de internet tiene un costo de 2 dólares la hora de conexión, en un país en donde el salario promedio no excede a los 23 dólares al mes. Además el Gobierno cubano ha bloqueado algunos sitios web y quienes utilizan el internet para expresar libremente sus ideas son reprimidos por los órganos de la Seguridad del Estado Cubano.                
Dicho informe reporta que en el 2003, 75 personas fueron encarceladas por ejercer su derecho a la libertad de expresión y opinión, de los cuales 26 eran periodistas independientes. Y aunque el gobierno cubano ha mostrado hacia el mundo tener ya cierta tolerancia a quienes ejercen el periodismo, su técnica ha cambiado: ahora utilizan las golpizas públicas, los arrestos de corta duración, la inamovilidad, el decomiso de equipos de información, registros aduanales o a domicilio, la difamación y las “entrevistas” con la Seguridad del Estado para hostigar a quienes se han atrevido a ejercer el periodismo.               
¿Es ese el gobierno que admiran? Al menos, aunque en México ejercer el periodismo sigue siendo una profesión de alto riesgo y existen casos de intento de restringir la libertad de expresión, la mayoría tenemos la oportunidad de opinar y debatir ideas y opiniones libremente y tenemos acceso al internet. ¿Quieren perder COMPLETAMENTE este derecho como en Cuba? ¿Quieren que se les considere en “desacato” como en ese país y pasar de uno a tres años en la cárcel?               
Así que repito: digámosle hasta nunca a los dictadores y a quienes no respetan la libertad. Digámosle hasta nunca al dictador Fidel. 

Te puede interesar