Empobrecimiento explicable

Es verdad que ante la deplorable situación en que dejaron al Gobierno del Estado de Nuevo León y a la mayoría de las administracioc nes municipales es obligatorio hacer recortes y ahorrar en gastos.
Pero una cosa es ser ahorrativo en gastos superfluos y otra cosa es ser avaro con las cosas que se necesitan. Por ejemplo: “ahorrar” en el mantenimiento del sistema y de los aires acondicionados en el Pabellón Ciudadano sólo ha ocasionado problemas a los usuarios. O “ahorrar” en el material con que se tapan los baches para que a la siguiente lluvia se vuelvan a abrir -y más grandes- sólo causa daños mayores a los automovilistas.
Y lo peor de todo: pretender “ahorrar” pagando sueldos miserables a los encargados de la seguridad, brindándoles equipo escaso y chafo, sólo ocasiona delincuencia y corrupción, ambos con graves repercusiones para la población.
Ahora con los informes de gobierno, el Gobernador y los alcaldes presumen supuestos “ahorros” millonarios. Pero dígame usted… ¿Es ahorro para el pueblo que se hayan incrementado en forma alarmante los robos a casa-habitación, negocios, carros, bancos y personas? ¿Es ahorro que usted esté cayendo constantemente en los baches y se ponche o se descomponga su automóvil? ¿Es ahorro que lo traigan a la “vuelta y vuelta” cuando hace un trámite municipal o estatal?
Hace ya más de dos meses se metieron a la quinta de mi familia en García, N.L., y me robaron mi bolsa mientras dormía… ¡frente a mis propias narices! El monto del robo, incluyendo el celular, efectivo y pertenencias que portaba en ella lo calculo alrededor de 9 mil pesos. Hace también varios meses tuve que llevar mi carro al taller y pagué poco más de 8 mil pesos por el cambio de amortiguadores que se descompusieron de tanto caer en los baches. Así que al menos, este año, he perdido 17 mil pesos por ineficiencia del gobierno.
Si en nuestro Estados habitamos más de 5 millones de personas y todas, de alguna manera, hemos sido afectadas económicamente por los desaciertos del gobierno, ya sea por daños a nuestro patrimonio, pérdida de empleos por malas estrategias económicas, robos por la inseguridad, cobros excesivos, multas innecesarias, trámites burocráticos y lentos, etc, le aseguro que las pérdidas por esos errores son mayores que los ahorros que nos van a presumir.
¿Y el ahorro? ¿Dónde está? Yo no siento que haya ahorrado nada… yo siento que me estoy empobreciendo. Que Nuevo León y México nos estamos empobreciendo con esos ahorros mal entendidos. Y si la mayor parte del pueblo se está empobreciendo en forma explicable es porque alguien se está enriqueciendo en forma inexplicable… ¿Quién será, señores funcionarios públicos? ¿Les doy un espejo?

Te puede interesar