Elección de diseñador, segunda parte

¿Recuerda usted que hace algunos años señalábamos aquí que la elección de diseñador en Nuevo León no era un asunto aislado?

Era, desde luego, un ensayo para llevar el modelo a la elección presidencial.

Pues bien, ya sabe ahora para quién era ese modelo, mire las similitudes entre el proceso que llevó a Jaime Heliodoro a la gobernatura y el que pretende llevar al Peje López Obrador a la Presidencia.

POR ENCIMA DE LA LEY: Jaime Heliodoro infringió la ley las veces que quiso sin que autoridad alguna se atreviera a intervenir; sus firmas eran clonadas, falsas, pero la autoridad electoral determinó que no podía fiscalizarlas y lo dejaron ser candidato sin respaldar las firmas con credencial de elector, y sin revisarlas.

El Peje incluye a personas bajo proceso judicial, sentenciadas o con orden de aprehensión en su contra… en un sentido estricto legal ello no debería ser aprobado, pero vamos a ver quién es el guapo o la guapa que se atreven a modificarle la plana, a permitir que se le aplique la ley.

PERCEPCIÓN: Un equipo impresionante en redes sociales se dedicó a generar una sensación de ventaja aplastante… de irremediable destino: Heliodoro iba a ganar, no había espacio para cualquiera otra realidad, las encuestas mostraban a un escuálido Fernando Elizondo Barragán con un 3 por ciento, cuando en realidad comenzó montado en un 12 por ciento que iba en franco incremento.

Esas encuestas fueron vitales para que Elizondo se prestara a legitimar una candidatura que carecía precisamente de ello, entonces la percepción fue arrolladora, era inevitable el triunfo de Jaime, cualquiera otra cosa sería un robo.

Las encuestas, que por cierto tienen mucho tiempo sin atinarle a una, en estos tiempos generan la sensación de que la victoria de Andrés Manuel es inevitable, que no hay escenario ni espacio para un resultado distinto.

En la elección de Jaime Heliodoro, El Norte, quien se convirtió en vocero oficioso publicó una encuesta en la que le daba 49 por ciento… En esta elección, publica una que le da a López Obrador el 48 por ciento… nadie le ha dado tanto, ¿coincidencia numérica?

Y si ve las redes sociales, se inundan con noticias falsas, con percepciones de irremediable victoria del Peje… cualquier otra cosa provocaría una revolución armada.

Sin embargo, esa sensación no cuadra con la realidad de eventos del tabasqueño con muy poca convocatoria… ¿recuerda cuántos celebraron la victoria de Heliodoro?… ¡Dos mil 500!… ¿Y las masas?

AMARRES MULTICOLORES: Para que Jaime llegara a la gubernatura, el amarre comenzó por la Secretaría de Gobernación, desde donde salieron los datos sobre los terrenos de Mina, por ejemplo… priístas connotados operaron directamente a favor del hoy desGobernador con licencia… empresarios de primerísimo nivel se cantearon y le metieron todo el billete necesario y de sobra, para cristalizar el proyecto…

Con El Peje, el amarre vuelve a comenzar en Gobernación, filtraciones sobre las transferencias de dinero, persecución de priístas en Chihuahua… priístas que en todos lados operan el voto cruzado a favor del Peje y a favor de los propios tricolores en el ámbito local… traición evidente a favor de Heliodoro… traición evidente a favor del Peje… hay empresarios fuertes ya canteados a favor del tabasqueño, quienes juegan a proteger sus intereses.

¿QUÉ FALTA?…

Bueno, la única diferencia es que en la elección de Heliodoro ningún partido se decidió a meter la mano; el PAN operó a favor del Pony… el PRI ni las manos metió y tampoco las quiso meter, cuando Rodrigo descubrió el juego solamente tuvo para rescatarse a sí mismo y pactar la No Persecución.

Ahora existe un grupo muy poderoso que no pretende abandonarse, hasta ahora…

Pero hay que ver qué tanto tiene.

El Grupo Pinos, con Luis Videgaray… el que tiene a varios empresarios todavía de su lado… que tiene control de los órganos electorales, que tiene el dinero para operar.

¿Podrá contra la avalancha?

Te puede interesar