El Sistema y los regalos para el 2018

Cuando el Sistema trabaja como tal, es una maravilla… una maravilla que lo mismo sirve para hacer trampa, que para generar bien común.

Nuestro sistema político funciona preferentemente para hacer trampa.

El Sistema no es el PRI…

Es decir, no es solamente el PRI; allí están el PAN, MORENA, PRD… ¡Todos!

Todos se benefician de ese sistema, y reciben premios en metálico por ello; por eso aunque de dientes para afuera dicen que van a renunciar al dinero público, lo siguen recibiendo.

Pues bien, veo trabajar a este sistema y quedo maravillado… no solamente eso, puedo ver hacia dónde va.

Ahora que proponen e impulsan a José Antonio Meade como el candidato presidencial apto, lo dejan recibir sus primeros fregadazos.

Que si el gasolinazo… que si el Fobaproa… que si el endeudamiento.

Por toda respuesta, un mensaje que circula en las redes dice: “¡Vamos a hacer de México una potencia!”

Pero no tenemos la necesidad de creerle.

Al sistema no le preocupa si HOY le creemos o no.

Ocurre sin embargo, que el año que viene (es la segunda vez que lo digo) veremos un decremento importante en el precio de la gasolina… otro en las tarifas eléctricas.

¿Pero cómo?… ¡Pues con un subsidio!… con inversión en ese tema.

¿Qué se va a obtener?… ¡El mejor discurso de lo que la reforma energética ha significado para México!

¿Con gasolina 12 ó 14 pesos por litro, a quién se le ocurrirá votar por el vejete que anda por todos lados prometiendo que si llega a presidente acabará con la reforma energética?

¿A usted se le ocurriría?

Te puede interesar