El Gobierno con las manos atadas ante los hediondos

NO TENEMOS NINGUNA ACTIVIDAD QUE IMPLIQUE labores de Inteligencia para terminar con las manifestaciones del hediondaje… y no las hay, supongo, porque cualquier investigación seria lleva las cosas y las evidencias hacia el propio aparato estatal.

En pocas palabras, están atados de manos por sus ambiciones ruinosas.

Ya no pueden echarse para atrás en sus tratos con los maleantes… ya no pueden amedrentarlos porque no tienen el respaldo de las Fuerzas Federales.

Por ahora, la ciudadanía goza de cierta protección de las Fuerzas Federales quienes contienen a los apestosos para que no realicen actividades en contra de la gente común y corriente.

No pueden hacer lo de hace años: Bajar a las señoras de sus camionetas, cobrar piso a los negocios establecidos.

Pero no crea que no tienen ganas de hacerlo.

DE HECHO SE DIERON VARIOS EVENTOS QUE POSTERIORMENTE se detuvieron allá por el poniente, concretamente en la zona de Lincoln.

Unos apestosos, marranos y hediondos aparecieron en negocios de refaccionarias para exigirles el pago de piso.

Nomás dos veces fueron, hasta que cuatro de esos hediondos aparecieron tirados por la carretera a Saltillo… ¿Quién les hizo el favor de conseguir lo que andaban buscando?

Al parecer otros malosos quienes no desean que se les caliente la plaza.

Te puede interesar