Condena Trump racismo a un año de los sucesos en Charlottesville

TRUMP CASA BLANCA

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se pronunció en contra de todas las formas de racismo, en una jornada para conmemorar las violentas protestas supremacistas y neonazis del 12 de agosto de 2017 en Charlottesville, Virginia, en las que una mujer murió arrollada por el auto de un extremista.

Los disturbios en Charlottesville de hace un año causaron muertes insensatas y división. Debemos estar unidos como nación. Condeno todo tipo de racismo y actos de violencia. Paz para TODOS los estadunidenses, tuiteó Trump.

Aquel día la red ultraconservadora La Derecha Unida, compuesta por neonazis y supremacistas, obtuvo una autorización para manifestarse en Charlottesville donde protestó contra un proyecto de la alcaldía de retirar una estatua del general Robert E. Lee, comandante del ejército Confederado, quien defendió la esclavitud durante la Guerra Civil estadunidense.

Al culminar la marcha se desencadenaron enfrentamientos entre extremistas y manifestantes antirracistas. Durante la trifulca, el simpatizante neonazi James Alex Fields embistió con su automóvil a los antirracistas y mató a Heather Heyer, de 32 años, además de herir a 19 personas.

Trump fue criticado por no condenar claramente los disturbios y comparar a los supremacistas blancos con los manifestantes, al señalar que las dos partes tenían la culpa.

Este domingo, al cumplirse un año de esos hechos, La Derecha Unida tiene prevista una marcha, pero esta vez en los alrededores de la Casa Blanca. Por su lado, los antirracistas se reunirán en la plaza Lafayette, ubicada frente a la residencia presidencial.

Un importante dispositivo policial será puesto en marcha, principalmente para impedir que ambos grupos entren en contacto. En Charlottesville, las autoridades han tomado importantes medidas de seguridad.

En otro orden, Brett Kavanaugh, nominado por Trump para ser juez de la Corte Suprema, al parecer no cree que un presidente en el cargo pueda ser procesado, revelan documentos publicados recientemente.

La revelación ocurre mientras muchos demócratas han advertido que el nominado podría no estar dispuesto a proteger la investigación del fiscal especial, Robert Mueller, sobre posibles contactos entre el equipo de campaña de Trump y el gobierno de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Los informes indican que Kavanaugh se resistió hace 20 años a emitir una acusación contra el ex presidente Bill Clinton.

Por otra parte, la ex empleada de la Casa Blanca, Omarosa Manigault Newman, asegura en su reciente libro Desquiciado que existen grabaciones de Trump en las que dice insultos racistas, además que lo vio comportarse como un perro sin correa en numerosos eventos a los que asistió sin su esposa, Melania.

Te puede interesar