Comedia romántica Lo más sencillo es complicarlo todo, muestra lo que se es capaz de hacer para abordar al chico de tus sueños

En el amor nada está escrito, pero una adolescente de 17 años no lo sabe. Esta ignorancia la lleva a cometer barbaridades típicas de una mujercita en ciernes, que provocan muchas carcajadas en las salas.

Mónica creció enamorada del mejor amigo de su hermano, un deseo guardado en su corazón infantil se vio intensificado cuando un sueño profético le anunció el éxito en su carrera por ese amor. Segura de lo que sus sueños oníricos le mostraron decidió que era el momento de ir por lo que tanto deseaba.

La comedia romántica y juvenil muestra las travesuras que esta caprichosa niña comete con tal de conseguir que Juan Pablo se enamore en ella. Su imaginativa cabecita le elabora historias tórridas con el hombre que le lleva una buena cantidad de años, que es notoria por las diferentes etapas en las que se encuentran, pero esa imaginación también le ayuda a tramar planes macabros para lograr que su amor truene con su prometida, que para colmo es una mujer bella, inteligente y encantadora.

Ahí es donde Mónica se complica la vida y se la complica a los demás…

Un muy buen intento de hacer reír a la audiencia mostrando una producción sana e hilarante. Momentos que provocan risa tiene bastantes, sin embargo, hay escenas y actuaciones que dejan mucho a desear. Danna Paola interpreta a Mónica, una típica adolescente de clase alta, con el típico vocabulario adolescente que roza en la exageración y por lapsos de tiempo llega a desesperar, además lo acentúa con una voz bastante chillona, sino fuera por su mejor amiga que relaja las escenas… El galán nos habría gustado más sin esa cabellera larga y descuidada.

Danna Paola acapara la historia así que resulta muy difícil hablar del resto del elenco. Y a decir de los espectadores que tuvieron la oportunidad de verla en premier la dirección también se quedó a medias.

Lo más sencillo es complicarlo todo estrena el 26 de enero. Es una buena opción para pasar un rato ameno en la sala, a pesar de tener un comienzo lento, pronto agarra vuelo y seguro no parara de reír.

Te puede interesar