Cachorros le dicen a la cabra: “Aún no”, ganan trepidante juego

img_0606

Con un salvamento insospechado de Aroldis Chapman quien lanzó dos entradas y dos tercios en blanco, y en dos ocasiones tuvo la carrera del empate en posición de anotar, los Cachorros de Chicago lograron la hazaña de ganar el quinto juego de la Serie Mundial.

De esta manera, el título del mejor equipo del beisbol entre los conjuntos que más tiempo tienen sin ganarlo se extiende por lo menos al sexto juego.

Un marcador de 3-2 fue un ejemplo de crispación entrada por entrada.

Los Cachorros, que no ganan la Serie Mundial desde 1908, están abajo 2-3 ante los Indios de Cleveland, quienes no ganan desde 1948.

Los malos presagios para Chicago comenzaron cuando un cuadrangular de Ramírez puso adelante a los Indios.

Los Cachorros respondieron con tres anotaciones gracias a un cuadrangular de Bryant y bateo de Antony Rizzo.

De ahí en adelante todo fue amenazar y apretar el brazo, hasta que el manager de Chicago arriesgó al máximo al traer a su cerrador Aroldis Chapman con corredor en segunda y un aut, para sacar el resto del partido desde la séptima entrada.

El cubano hizo el trabajo, pero no fue sencillo, cuando una base por bolas en la octava terminó convertirse en corredor en tercera base y dos auts.

Para su fortuna salió del bache a base de ponches y logró cerrar la puerta en la novena.

La Serie Mundial se reanuda el martes.

Te puede interesar