Años perrunos

En dos años y medio, el desGobierno de Jaime Heliodoro de ninguna manera ha provocado estancamiento… no señor.

Lo que ha provocado es retroceso, nos echó pa atrás.

Y como un excelente analista comentase hoy: Nos regresó tres años, pero años perrunos… es decir, cada año que Jaime Heliodoro nos regresó, corresponde a siete años.

Tiene razón.

Nos regresa 21 años en la historia, hasta 1997.

¿Qué pasaba en 1997?… Jorge Treviño inauguraba la línea Uno del metro.

Hoy, 21 años después, estamos como a principios del 97… la línea Uno del metro ya desapareció… sus fallas la obligan a parar a cada rato, inventan paros laborales para cubrir esas detenciones por causas técnicas.

El siguiente gobernador tendrá que decidir entre reparar o levantar todo el viaducto porque estos infelices se lo acabaron.

En cuestión hidráulica nos lanzó más atrás… allá por 1983.

Aquellos terribles tiempos en que la falta de agua nos hacía levantarnos a las tres de la madrugada a llenar tambos de 200 litros, porque el líquido era racionado.

El saqueo brutal a las arcas de Agua y Drenaje ha provocado que por falta de mantenimiento en la red, se pierdan miles, millones de litros… y que gracias a ello tengamos otra vez, como no ocurría hace más de 30 años en nuestra ciudad metropolitana, problemas de abasto, cortes.

En cuestión de seguridad, nos regresó a la misma cantidad de elementos de policía estatal que teníamos hace 21 años.

Definitivamente…

Nos fuimos a los años en que éramos un rancho grande, carente de servicios de primer nivel.

La única diferencia es que en aquellos tiempos teníamos de gobernador a don Alfonso o a Jorge Treviño.

Te puede interesar