Un fuego adicional entre un montón de incendios

EL PAÍS ENTERO SE NOS CALENTÓ… UNA MOVILIZACIÓN inusitada de fuerzas en Sinaloa que termina con enfrentamientos y en estado de guerra, nos devuelve a situaciones de los peores años, hace 14 años.

Las escenas en Sinaloa son tremendas.

Lo peor es que enfrentar a un grupo que no solamente tiene dinero, sino poder y preparación, puede resultar en una guerra de consecuencias terribles para la población civil.

Tienen razón quienes hacen ver que esta noche nadie de quienes tienen que ver con el tema de la seguridad, va a dormir.

LO OCURRIDO EN MICHOACÁN, LO OCURRIDO EN NUEVO LAREDO hace dos días, enfrentamientos, emboscadas y acciones que parecen coordinadas entre grupos diferentes, muestran que aquellos que en la nueva conformación del territorio quedaron sin espacio, se han puesto de acuerdo para desestabilizar.

Y en algunas zonas, como en Tamaulipas, la fuerza estatal está con un grupo y la federal con otro.

Lo de Sinaloa no responde, de acuerdo a la primera impresión, a una clase de acciones que tengan un fin establecido, claro… es ir a prender un fuego que no tenías, cuando en la región del oriente ya tienes demasiadas lumbritas.

¿A quién le conviene todo este caos?…

PARA NOSOTROS, SIMPLES CIVILES, ESTO SIGNIFICA QUE HASTA ir a Mazatlán se convierte en una zona de riesgo…

No hay forma de cruzar por Durango sin riesgos, porque se anticipan enfrentamientos por toda esa región del cartel de Sinaloa… mientras que en Tamaulipas, la guerra particular entre Cabeza de Vaca y López Obrador va a generar una mayor inestabilidad.

No vaya a la frontera… no es conveniente.

Te puede interesar