Tras Dorian, 61 mil necesitan ayuda alimentaria en Bahamas: ONU

 

Nasáu.- Al menos 61 mil personas afectadas por el huracán Dorian en Bahamas tendrían necesidad de ayuda alimentaria, indicó la ONU, que espera luz verde del gobierno para efectuar una evaluación en el terreno.

“En términos de coordinación, es la Agencia caribeña de gestión de catástrofes (CDEMA) la que dirige la respuesta” humanitaria, declaró un portavoz de la Oficina de Asuntos humanitarios de la ONU (Ocha), Jens Laerke, ante la prensa en Ginebra.

Un portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Herve Verhoosel, indicó a su vez que esta agencia especializada de la ONU espera que unas 14 mil personas requieran ayuda alimentaria en la isla Abaco y 47 mil más en la isla de Gran Bahamas.

Por su lado, la Organización mundial de la Salud (OMS) está lista para enviar sus brigadas médicas de urgencia, aseguró una portavoz, Fadela Chaib.

El huracán Dorian, ahora de categoría 2, sigue azotando este martes el norte de Gran Bahama (noreste), a punto de cumplir 42 horas sobre el archipiélago de las Bahamas, donde a su paso por las Islas Ábaco (noroeste) ha dejado al menos cinco muertos, aunque se teme que la cifra de víctimas siga subiendo.

Las autoridades temen que la cifra de muertes ascienda a cientos, de acuerdo con informaciones de medios locales, que hablan de “destrucción masiva” en ambos lados del archipiélago tras el paso del ciclón, que empezó con categoría 5 el sábado y este lunes bajo a 4.

De acuerdo con imágenes difundidas por residentes pese a que parte de las comunicaciones están caídas, el aeropuerto de Freeport, en Gran Bahama, se encuentra sumergido, con excepción del último piso, y en algunas zonas de la ciudad solo es visible el tejado de las viviendas, mientras varas personas se agolpan en los mismos para esperar a ser rescatadas.

Miles de casas se encuentran inundadas y solo es visible el último piso y las calles se han convertido en ríos.

La Cruz Roja estima en 13.000 las viviendas destruidas.

Este martes el paso de Dorian por Gran Bahama se traduce en fuertes lluvias, inundaciones y vientos de hasta 150 millas por hora (241 kilómetros por hora).

Varias emisoras locales se han convertido en lugar de depósito de mensajes de las cientos de personas que buscan a sus seres queridos desaparecidos.

Numerosas ONG locales bahameñas han empezado a movilizarse para recibir donaciones y poder trasladarlas a los afectados.

Te puede interesar