Talla promedio y población de tiburones disminuyen si tienen vecinos humanos

 

Madrid.- Los tiburones son mucho más raros y menores en tamaño en hábitats cercanos a grandes poblaciones humanas y zonas de explotación pesquera a escala industrial.

Además, un equipo de la Sociedad Zoológica de Londres (SZL) halló que el tamaño medio del cuerpo de los tiburones y otros depredadores marinos disminuyó drásticamente en estas áreas, donde los escualos son capturados por su carne y sus aletas.

El estudio, publicado en PLOS Biology, muestra que el tamaño corporal promedio y la cantidad de tiburones y otros depredadores marinos, vitales para mantener ecosistemas oceánicos saludables, disminuyeron significativamente en la proximidad de ciudades con más de 10 mil habitantes y flotas pesqueras asociadas.

La distancia mínima de las personas y la pesca que no tuvo un efecto medible fue de mil 250 kilómetros. Esto va mucho más allá de lo que han sugerido estudios anteriores y probablemente refleja el aumento de las distancias que ahora pueden recorrer los barcos de pesca. Como resultado, los tiburones sólo se observaron en 12 por ciento de los sitios analizados.

Curiosamente, los investigadores también encontraron que la temperatura de la superficie del mar tenía una fuerte influencia en el tamaño corporal promedio de los depredadores, con una marcada disminución a más de 28 grados Celsius.

Si bien esto es coherente con las pautas biogeográficas normales, por ejemplo, se sabe que muchas especies más pequeñas viven en aguas tropicales, podría convertirse en un problema a medida que las temperaturas globales continúan aumentando.

El autor principal del estudio, Tom Letessier, del Instituto de Zoología de SZL, señaló que “la actividad humana es ahora la mayor influencia en la distribución de los tiburones, superando a todos los demás factores ecológicos. Sólo 13 por ciento de los océanos del mundo puede considerarse ‘salvaje’ pero los escualos y otros depredadores son mucho más comunes y significativamente más grandes a distancias superiores a mil 250 kilómetros de las personas.

“Esto sugiere –agregó– que los grandes depredadores marinos generalmente no pueden prosperar cerca de las personas y es otro claro ejemplo del impacto de la sobrexplotación humana en nuestros mares.”

Para recopilar sus datos, el equipo analizó imágenes de video tomadas en mil 41 puntos de los océanos Índico y Pacífico, seleccionados para probar el mayor rango posible de condiciones y hábitats. Los sitios variaban en proximidad a los mercados de pescado y las poblaciones humanas, con algunos cerca de las ciudades y otros a una distancia de hasta mil 500 kilómetros.

Los tiburones, y otros depredadores que nadan libremente, se estudiaron con cámaras conectadas a botes llenos de cebo. En total, el equipo registró 23 mil 200 animales que representan 109 especies.

Estos incluyeron 841 tiburones individuales de 19 especies diferentes.

Te puede interesar