Secuestrado en mi propiedad

Desde hace varias semanas he escuchado versiones de diversas fuentes, diciendo que el crimen organizado sigue muy activo en todo el país y NL no es la excepción.

Con base a datos de la Secretaría de Seguridad del gobierno federal la semana del 27 de septiembre al 3 de octubre se registraron 557 homicidios dolosos en el territorio nacional, es decir durante el presente año se han cometido alrededor de 20 mil delitos dolosos.

Los delitos de robo a casa, asaltos, robo de autos, secuestros, feminicidios siguen incrementados en todo el país.

La extorsión, el secuestro exprés, pago de piso han sido delitos que están clasificados y detectados por las autoridades, así como por las víctimas.

Según datos oficiales de cada 10 regiomontanos 2.5 han sufrido uno de estos delitos. Es decir, en nuestro círculo familiar o de amistades conocemos a 2 víctimas o sabemos de estas historias.

La delincuencia organizada sigue muy activa y creativa.

En el corredor de la carretera nacional de Monterrey, pasando por Santiago, lo que es el Cañón del Huajuco, principalmente en las áreas llamadas El Barrial, Yerbaniz y Presa de la Boca, se ha detectado un nuevo modelo de extorsión.

En esta zona, hay una cantidad enorme de propiedades, ya sean casas campestres, terrenos frutales o agrícolas cuyos dueños viven en Monterrey y las visitan esporádicamente o si acaso tienen un vigilante que le da vueltas a la propiedad para checar que todo está bien.

El Cañón del Huajuco es un corredor Biológico que permite la interacción de la naturaleza con el ser humano, en un ambiente de armonía y relajación.

Pues resulta que la delincuencia organizada ha diseñado un nuevo modelo de extorsión.

Un pequeño grupo de delincuentes violan las cerraduras o puertas de la propiedad, se introducen, instalan tiendas de campaña, con todo equipado y se quedan a vivir por tiempo ilimitado.

Cuando el dueño se da cuenta, inmediatamente se apersona a SU PROPIEDAD, pero le impiden la entrada, ya que los delincuentes están armados con armas largas. Trata de entablar un dialogo y solo le dicen que alguien se pondrá en contacto.

Al poco tiempo, recibe la llamada de un desconocido quien le advierte que saben cómo se llama, donde vive, quienes son sus familiares, donde trabaja o tiene negocio, por lo tanto, si los denuncia a la policía, alguien de su familia pagará las consecuencias.

Para liberar su propiedad debe pagar, entre 200 mil a 900 mil pesos en efectivo, dependiendo el tamaño de la propiedad.

El dinero debe entregarlo en el lugar, hora y día que le ordenan, caso contrario, el y su familia sufrirán las consecuencias, no hay margen de negociación, ni posponer los plazos de entrega.

Según testigos, los delincuentes se transportan en MOTOR HOME casa rodante de color café, donde transportan a los delincuentes que invaden ilegitimamente la propiedad que ellos seleccionan y lo usan para entrar a la propiedad.

Lo extraño, es que las autoridades están enteradas, tanto a nivel municipal, como estatal y federal, sin embargo, no han querido intervenir. Aduciendo que no hay demandas, por lo tanto, no pueden intervenir. O bien, porque esta banda se mueve muy rápidamente de un lugar a otro, está muy sospechoso.

Hago pública esta denuncia, pues como sociedad debemos ser solidarios con nuestros conciudadanos que están padeciendo estos delitos y su viacrucis es interminable, ya que se encuentran atados de manos por parte de los delincuentes y marginados por la ley y las autoridades, quienes NO PROTEGEN LA PROPIEDAD PRIVADA, DERECHO CONSTITUCIONAL DE TODOS LOS MEXICANOS.

Estas personas, están SECUESTRADOS EN SU PROPIEDAD Y SIN PROTECCIÓN DE LA LEY Y LAS AUTORIDADES DE LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO, MUNICIPAL, ESTATAL Y FEDERAL-
RAUL MONTER ORTEGA.
raul.monter46@gmail.com

Te puede interesar