Rusia vota en unas elecciones empañadas por protestas opositoras

 

Moscú.- Rusia celebró este domingo elecciones regionales y locales empañadas por las mayores protestas opositoras de los últimos años después de que las autoridades electorales impidieran a 57 candidatos de la oposición extraparlamentaria competir por escaños en la asamblea legislativa de Moscú.

En la capital rusa la participación fue de entre un 21 y un 22 %. Los resultados definitivos no se conocerán hasta el lunes.

En lo que se conoce como “día único de votación” en Rusia, 56 millones de votantes estaban llamados a acudir a las urnas en elecciones de distinto nivel en 85 regiones.

Sin embargo, toda la atención estaba puesta la capital rusa, donde la oposición, tras quedar fuera de juego debido a la decisión de la comisión electoral, intentó evitar que los representantes del partido del presidente Vladímir Putin, Rusia Unida (RU) ocupasen los 45 escaños que se renuevan en la Duma de Moscú.

Por estos escaños competían 225 candidatos de nueve partidos. Con cinco candidatos de promedio por escaño podía parecer que los votantes tenían cierta elección.

Pero entre los candidatos no figuraban 57 de la oposición extraparlamentaria, como el exdiputado de la Duma del Estado Dmitri Gudkov o Ilya Yashin y Liubov Sobol, ambos del equipo de Alexéi Navalni, el opositor más conocido en Rusia y el exterior.

Solo el liberal Serguéi Mitrojin consiguió registrarse, tras acudir a los tribunales. Los demás no tuvieron la misma suerte.

Alexéi, residente de Moscú de 59 años, dijo a Efe que ésta era la primera vez en casi 30 años que no acudió a votar.

“No le veo sentido, porque son unas elecciones sin elección y no quiero ser partícipe de una farsa”, explicó.

La comisión electoral de Moscú alegó para no inscribir a la oposición extraparlamentaria que sus candidatos habían incluido “almas muertas” y decenas de miles de nombres de personas inexistentes en la recogida de firmas que exige la ley.

La oposición aseguró por contra que los funcionarios manipularon los datos al transcribirlos.

Las protestas convocadas en respuesta en las calles moscovitas se convirtieron en las mayores en el país desde 2012.

Las autoridades, que no autorizaron la mayoría de las marchas, respondieron con mano dura y practicaron registros domiciliarios y detenciones preventivas a opositores para descabezar las protestas.

Varios líderes fueron condenados a entre 10 y 30 días de prisión, algunos más de una vez.

Las marchas fueron, además, fuertemente reprimidas por las fuerzas del orden, al ser detenidas cerca de 3 mil  personas.

Una vez asumido que no podían participar en las elecciones, Navalni y sus afines pasaron a otra estrategia, la del “voto inteligente”.

Comenzaron a recomendar a los votantes en una página web el candidato con más posibilidades de derrotar al representante de la formación oficialista, con independencia del partido al que perteneciera.

En muchos distritos pidieron votar a candidatos comunistas, algo que no gustó a todos los opositores.

Para Navalni, cualquiera opción es mejor que un candidato de Rusia Unida, un “partido de ladrones y sinvergüenzas”, afirmó.

Ocho candidatos del Partido Comunista lideraban el domingo sus distritos electorales en los comicios a la Duma de Moscú, y Mitrojin, del partido Yábloko, también encabezaba los votos en su circunscripción, al igual que otros tres colegas de la formación, según los datos preliminares.

En esta ocasión los candidatos de RU no se han presentado a las elecciones moscovitas bajo la marca de la formación oficialista, sino a título personal ante la caída de la popularidad del partido.

Te puede interesar