Reforma en UNAM establece la violencia de género como una falta grave

 

Ciudad de México. – El  de ayer fue un día histórico para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de acuerdo con el rector Enrique Graue Wiechers: la violencia de género se convirtió en una falta grave para estudiantes y profesores que la perpetren, luego de que el Consejo Universitario (CU) reformó –tras una sesión de 10 horas– el Estatuto General.

El cambio, que fue aplaudido por el pleno del consejo, atiende parte de las demandas de las estudiantes que por meses han realizado protestas en la universidad, pero no responde a todo lo que han exigido y las propias autoridades universitarias reconocieron que la reforma es insuficiente.

La iniciativa presentada por la rectoría reformó los artículos 95 y 99 el estatuto, como exigían las universitarias, pero no incorporó las propuestas enviadas al CU por el Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras (FFL) que incluían la exigencia de las alumnas de que se cambiara el artículo 98 para que las sanciones a quienes ejerzan violencia de género estén claramente relacionadas con la gravedad de sus faltas.

En entrevista previa a la aprobación de las modificaciones, Graue Wiechers dijo que la propuesta de la FFL –que permanece cerrada desde el 4 de noviembre– no se incluyó porque llegó tardíamente al CU, pero agregó que debe ser retomada.

En la sesión del CU, el rector dijo que se trató de una jornada histórica porque se comenzaron a atender temas que afligen a la comunidad. Agregó que esta reforma es sólo la primera de una serie de cambios legales y administrativos que se harán próximamente en la UNAM para dar protección y derechos a las universitarias. 

Con los cambios aprobados por el CU, se agregó la fracción VII al artículo 95 del Estatuto General, con lo que ahora se considera como una causa especialmente grave de responsabilidad la comisión de cualquier acto de violencia y en particular de violencia de género que vulnere o limite los derechos humanos y la integridad de las personas que forman parte de la comunidad universitaria.

También se modificó el artículo 99 para ampliar la integración del Tribunal Universitario con perspectiva de género y se reformaron los reglamentos de la Comisión de Honor y del propio tribunal.

Al explicar la reforma, el presidente de la Comisión de Legislación Universitaria del CU y director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Pedro Salazar Ugarte, sostuvo que si bien se trata de cambios trascendentales, no son suficientes. Por eso, dijo que seguirán los cambios a partir de propuestas como la del Consejo Técnico de Filosofía

Esa iniciativa incluía, entre otras, una modificación al artículo 99 para la creación de una comisión o tribunal totalmente especializado en violencia de género. Además, buscaba reformar el artículo 98 para relacionar las sanciones a quienes ejerzan ese delito con la escala de gravedad que determine el protocolo de atención a casos que se presenten, así como para permitir que se impongan sanciones de tipo restaurativo cuando sea necesario.

Se investigarán ataques a planteles

Al ser entrevistado, el rector Graue dijo que está atento al desarrollo de las investigaciones de las autoridades correspondientes para que sean identificados los responsables de los ataques a las instalaciones universitarias que se han repetido en meses recientes.

Agregó que también sigue de cerca la detención de un joven que participaba en la ocupación de las instalaciones de la Escuela Nacional Preparatoria 9, quien declaró que robó equipo porque no le habían pagado quienes lo contrataron para cerrar la escuela. Ojalá que estas investigaciones permitan saber quién está detrás de estos jóvenes los cuales se definen a sí mismos como que han sido pagados.

Te puede interesar