Reforma Educativa recién aprobada representa una oportunidad para avanzar

 

Ciudad de México.- La política de evaluación del aprendizaje de estudiantes de educación básica en México requiere una reconfiguración para cumplir con la reforma al artículo tercero constitucional y para no caer en las fallas que tuvieron las pruebas PLANEA y Evalúa de los anteriores gobiernos, indicó la organización Mexicanos Primero.

En el contexto de la aplicación de la Prueba PLANEA a 1.2 millones de alumnos de tercero de secundaria, Jennifer O´Donoghue, directora general de la asociación, recordó que en 2013 la prueba Enlace a niños de primaria se aplicó por última vez y se interrumpió el seguimiento al diagnóstico de su aprendizaje.

A su vez, la prueba PLANEA en 2016 tuvo irregularidades porque las autoridades no cumplieron con los estándares necesarios para tener resultados válidos, así que esa experiencia tampoco sirvió a los alumnos para dar seguimiento a su camino de aprendizaje, agregó en conferencia.

David Calderón, Presidente Ejecutivo de Mexicanos Primero dijo que la reforma educativa recién aprobada representa una oportunidad para avanzar más en garantizar derechos pero difícilmente llegaremos lejos sin la compañía de la evaluación.

Urgió a crear una política que dé certidumbre a los procesos de diseño, aplicación, y uso de las evaluaciones para seguir la trayectoria de cada niña, niño y joven.

Le dejamos explícitamente el reto al gobierno (del presidente Andrés Manuel) López Obrador: no pueden regresarse a la opacidad, a la arbitrariedad y a la imposición de ocurrencias. Podemos dejar atrás la limitación que tuvo el INEE por una excesiva concentración en lo abstracto y lo genérico, señaló Calderón Martín del Campo.

Además, llamó a revisar la Prueba PLANEA pero precisó que no hay que descartarla hasta que el gobierno federal tenga una mejor propuesta.

Durante la conferencia, Francisco Javier Rojas, director de Investigación de Mexicanos Primerodijo que para una política de evaluación se necesita un marco normativo sólido, recursos suficientes que se ejerzan de manera eficaz; habilidades técnicas y espacios de participación e información adecuada.

Jennifer O´Donoghue señaló que para transitar de la reforma constitucional a la vida cotidiana de niñas, niños y jóvenes las autoridades necesitan contar con elementos, información de diagnóstico y verificación para la toma efectiva de decisiones, el diseño adecuado y la puesta en marcha de mejores prácticas en las escuelas, en las zonas escolares, en las oficinas burocráticas estatales y en la secretaría de Educación a nivel federal.

Te puede interesar