¿Rectificar o recular?

No es lo mismo recular que rectificar… se la cuento al Prejidente.

1.- Le había pegado en el presupuesto a las universidades, inclusive llegó a señalar que era necesario que estas instituciones hicieran más con menos.

A fin de cuentas, el reclamo de rectores y de grupos al interior de dichas instituciones pudo más, especialmente al de la UNAM.

El Prejidente dijo que corregirá sus cifras para que las universidades de México tuvieran el recurso necesario y justo para operar.

2.- Amparado en una consulta chafa, decidió que el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México se cancelaba a partir del 1 de diciembre, cuando tomase posesión como Presidente Constitucional.

Pero no fue el 1 de diciembre, ni el 2… bueno, a la fecha el aeropuerto continúa con sus construcción porque detenerlo le traería al erario una sangría por miles de millones de dólares, por incumplimiento de contrato.

Y mientras pretendía arreglar con los empresarios de la obra a través de la subasta de bonos, esto ha sido un rotundo fracaso.

Si no arregla en seis meses, las obras del aeropuerto estarán avanzadas al 50 por ciento…

No sabemos si logrará el objetivo de pararlo, la cosa es que si lo para por sus calzones el 1 de diciembre, sin el debido acuerdo compensatorio ya cumplido, estaríamos con la deuda pública disparada.

Así que volvió a rectificar y a ordenar a su gente que solucione el conflicto, pero nada de cubrirse de gloria en la lucha insurgente contra la burguesía… el aeropuerto sigue hasta hoy.

3.- Prometió y se comprometió a sacar a las Fuerzas Armadas de las calles.. luego dijo que siempre no, porque dada la situación, no hay policías estatales ni municipales capaces de enfrentar con éxito a la delincuencia. Las Fuerzas Armadas se quedan.

Luego, les hizo una rebaja en el sueldo a los generales… pero luego aumento el presupuesto para la SEDENA… y luego refrendó el plan de que las Fuerzas Armadas tomen el control de la Guardia Nacional, que será civil, cierto, pero con rectoría de las armas nacionales.

Paso a pasito, ha tenido que conciliar con el único sector que tiene mejor popularidad y aceptación que él mismo… pero por mucho, y desoir las voces de unos cuantos afrentosos chairo-intelectuales que viven peleados con el orden.

Las Fuerzas Armadas van.

Lo importante de todo esto, es que se trata de tres puntos que en su forma de ver, tendrían que resolverse distinto.

Pero se resolvieron como debían, en contra de su gusto personal.

Supongo que no es fácil, pero bueno, es muy diferente ser el borracho que ser el cantinero.

Creo que poco a poco va cayendo en cuenta.

Te puede interesar