Perros caminando sobre el agua y osos polares en las ciudades buscando comida: consecuencia del calentamiento global

 

Nuuk.- Una foto tomada por un investigador del Instituto Meteorológico Danés (DMI) en el noroeste de Groenlandia que alerta sobre la situación del deshielo en el Ártico se ha hecho viral en las últimas horas por su impacto.

La imagen muestra un trineo avanzando por el hielo derretido, con las patas de los perros sumergidas en el agua en el fiordo de Inglefield, y fue tomada el pasado día 13 por Steffen M. Olsen, cuando iba a recoger instrumental de monitoreo oceonográfico y meteorológico en el hielo marino.

“Las comunidades de Groenlandia (territorio autónomo danés) dependen del hielo marino para el transporte, caza y pesca.Eventos extremos, en este caso inundación del hielo al derretirse la superficie de forma abrupta, exigen mayor capacidad predictiva en el Ártico”, escribió el científico en su cuenta de Twitter.

En la localidad de Qaanaaq, situada en esa área, se midieron la semana pasada 17.3 grados, cuatro veces más de la temperatura media usual, aunque la cifra aún no ha sido verificada.

El DMI había alertado en un informe reciente de que las temperaturas en la zona próxima al Polo Norte eran más altas de lo habitual y que se había derretido el hielo tan pronto como en 2012, el año que marcaba hasta ahora el inicio más temprano del deshielo.

EN RUSIA

Y mientras en ciudades rusas el avistamiento de endebles osos polares en las ciudades en busca de comida es más frecuente. De acuerdo a especialistas esta especie cada vez tiene mayores dificultades para encontrar alimento en su hábitat natural y por ello viajan varios kilómetros para comer algo.

Un claro ejemplo de esto es el animal que fue encontrado a las afueras de la ciudad Norilsk, en el Ártico ruso.

Estas imágenes comenzaron a circular, el domingo, en redes sociales de gente de la comunidad. En ellas se ve al oso hambriento en la zona industrial de Talmaj, al noreste del poblado.

Se desplazaba en los alrededores de una fábrica bajo el control de la policía y servicios de urgencia, quienes en todo momento garantizaron su seguridad y la de las personas.

En las próximas horas los especialistas llegarán para decidir qué hacer con él.

Reportan que las incursiones de estos osos son cada vez más frecuentes debido a al cambio climático y el deshielo, aunque es poco frecuente que lleguen hasta Norilsk.

Te puede interesar