¿Oficio o buena voluntad?

Ejemplo de política social…

El Presidente descubre que en el campo hay quien tiene cien vacas y existe quien no tiene una.

Existe quien siembra 200 hectáreas y quien siembra cero.

Pues bien, en un arranque de compasión, el presidente decide que apoyará al que no tiene vacas y al que no siembra.

Para ello, va a tener que quitar el apoyo a los que tienen y a los que siembran.

Desaparece el Procampo y el apoyo a la ganadería… ¡se acabó!

Ahora, el que tiene 100 vacas no tiene para el forraje de sus animales y tampoco para mantenimiento del potrero.

El que siembra 100 hectáreas no tiene para semillas… ni para pagar sus derechos de agua.

No dudo que en el Procampo y en el apoyo a la ganadería hubiese corrupción, pero no era todo ni eran todos.

Los que sí jalaban se topan ahora con graves problemas… muchos de plano reconocen su riesgo de quiebra.

Esos apoyos eran vitales…

El que no sembraba ni una hectárea no va a sembrar, hace mucho que no lo hace, y el dinero recibido se lo va a gastar en sus necesidades propias.

La cosa es que él trabajaba para el que sembraba 100 hectáreas, con la quiebra de su empleador se queda sin trabajo.

El que tenía 100 vacas va a sacrificar la mitad o dos terceras partes para mantenerse con lo más necesario.

Al que van a regalar 10 vaquillas tiene ya listo el panorama… se las va a comer o las va a vender

No hablo de oídas, acabo de platicar con productores nuevoleoneses y están desesperados.

Queda en claro que no se gobierna con buena voluntad, que de eso hay mucho.

Se gobierna con oficio… ¡y eso está en extinción!

Te puede interesar