Mentir sobre sí… mentir sobre otros

La política es mentira… al menos el ejercicio de la política en estos tiempos.

Pues bien, ya que los políticos van a mentir, ¿qué cosa es peor?

¿Mentir acerca de sí mismos o mentir acerca de otros?

Samuel García solo miente sobre sí mismo… en su nueva faceta.

Dice que acabó con el fuero… ¡Ah bueno!, si no existiera el fuero ¿por qué es necesario enderezar un juicio político en contra de Jaime Heliodoro?

Sin fuero nomás se presentaría la acusación ante la Fiscalía, lo citan ¡y pa dentro!

Samuel García se adjudica en un video el logro de parar el tarifazo de las rutas del transporte urbano.

¡Ah caray!

Nunca supe que pernoctara junto a Rocío Montalvo y la gente de Únete Pueblo en Palacio de Gobierno, o que Fuerza Civil se lo llevase detenido o le dieran algunos trompos por mantener el plantón en contra del abuso de los transportistas.

Se adjudica aprobar leyes para que los corruptos políticos regresen lo robado… what?

Esto debe ser detestable…

Pero es peor cuando los políticos mienten acerca de otros políticos… cuando atacan a las familias, cuando lanzan acusaciones y enlodan con afanes de tirar a sus competidores.

¿Lo hace Samuel?… ¿Lo hacen otros?

Lo hacen todos…

Y lo hacen algunos de manera ruin… miserable.

Conforme se acercan los tiempos, hago votos porque todos los políticos que buscan un cargo político se limiten a mentir sobre sí mismos.

Es detestable… pero tolerable.

Lo otro es ruin, cobarde y terrible.

Lamentablemente todo indica que no habrá freno.

Espero equivocarme.

Te puede interesar