Manual para fundar un imperio que dure seis siglos

Estrugrul (1198 a 1281) fue un hombre al que le tocó liderar un pequeño estado turco durante las invasiones de Gengis Kan al Medio Oriente.

El desplazamiento que Ertrugul y su gente vivieron los llevó por las tierras de Asia Menor en calidad de nómadas.

Finalmente, la gran oportunidad se dio cuando en un valle divisaron una batalla entre el Imperio Romano Oriental y el Ejercito Selyúcida. Estrugul rápidamente se alineó del lado de los Selyúcidas y gracias a su fuerte y oportuna entrada el ejercito Romano fue derrotado.

El Sultán Kaikubad I recompensó generosamente a Estrugul dándole la región de Karaca para asentarse con su pueblo.

Después de la muerte de Estrugul su hijo Osman I (1258 a 1326) ocupó el trono. Él se dedico a construir instituciones que permitieran la expansión del pequeño legado de su padre. Una vez que tuvo las bases legales para la expansión este empezó a conquistar territorio a costa de sus vecinos y del Imperio Romano Oriental. Debido a la fuerte migración de la época este supo administrar los recursos con los que contaba. Así nació el Imperio Otomano.

Tras la muerte de Osman I su hijo Orhan (1281 a 1362) ocupo el trono. Su gran legado fue la institución de los Jenízaros. Estos fueron una de las primeras organizaciones profesionales de soldados de la época. Su deber era cuidar al Sultán y varios de los Palacios más importantes. Esta institución duraría hasta el año 1826. Tras la muerte de Orhan su hijo Murad I (1326 a 1389) llamado “El Divino” se convirtió en Sultán. Como líder de los Otomanos acepto la pluralidad religiosa e incluso nombró altos funcionarios que no practicaban al Islam.          

Murad Realizó grandes reformas al Imperio Otomano y buscó modernizarlo para que se pareciera más al Imperio Romano Oriental. “El Divino” finalmente murió asesinado y su hijo Bayezid I (1354 a 1403) lo sucedió en el poder. Continuó con las campañas expansivas de sus antecesores y puso Constantinopla bajo sitio militar. Al final no pudo conquistar la Capital del Imperio Romano Oriental, pero sentó un precedente. Su captura y trágica muerte desató una fuerte guerra civil dentro del Imperio Otomano. Sin embargo, al Imperio aun le quedaban más de 500 años de vida.

 

Twitter: @ecarcanog

Te puede interesar