La gorda calzonuda

-¿Y qué hace leyendo ese periódico con notas de hace un mes Gorrón?

-Solo quiero disfrutar un momento como los de aquellos tiempos en que un periódico, un café y unas gordas hacía una delicia del domingo mañanero.

-Pos mire, qué cosas… al rato va a querer venir a la gordería en calzoncillos pa sentirse todavía más cómodo.

-¡Ay corazoncito de dulce melcochero!… yo jamás he desayunado en calzoncillos… ¡nunca!

-Pos con eso de que los hombres se sienten cómodos y ahora hasta salen a la barbacoa en bóxer y sacándose el perro.

-¡Calle boca!… el otro día me tocó ver a uno que se parecía al Bigote que Canta, al Chuy Hernández caminando en unos bóxer de vil paracaídas… inflados…

-¡Segurito que era él!… esos bóxer son su personalidad, guangos pa ocultar todo el mugrero, pero inflados que usted puede asegurar que ahí hay pedo.

-Qué bárbara… y también vi a Carlitos Garza, don Charnalgas tesorero, con unos bóxer con dibujos de huesos.

-Ah… es que ese anda tan quebrado de lana que anda todo el día mordiendo el perro.

-Hablando de morder… deme de jambar Tenchita, antes de que empiece a ladrar.

-Ande y trague.

Te puede interesar