Invertir en la inseguridad

Durante aquella espantosa crisis de inseguridad en nuestra región ocurrida en el 2005 y 2006, tuve la oportunidad de platicar con gente de primerísimo nivel en la estrategia del programa México Seguro.

Lo que el Gobierno de Calderón consiguió de los gringos me dejó el ojo cuadrado.

Equipos de localización satelital, para vigilar desde el cielo movimientos sospechosos.

Así le dieron un golpe tras otro a los grupos criminales que tenían aterrorizados a nuestros ciudadanos.

Al final se consiguió un equipo de vigilancia aérea que desde el aire podía detectar presencia de armas en una casa o edificio y concentración sospechosa de civiles.

Calderón le estaba invirtiendo duro al tema de la seguridad…

Pero vino la prensa chairos, la revista que defendía a los zetas como si fueran sus amigos o sus favorecedores… el periódico que dedicaba sus páginas para publicar “revelaciones” contra el Ejército.

Se inhibió, lamentablemente la inversión en tecnología de seguridad.

Hoy en día, cuando la situación reclama invertir en esa clase de tecnología, en Nuevo León gastamos 57 millones para comprar una güila con camarita…

Pudimos invertir en acceso satelital… o en equipos para detectar armas.

Pudimos invertir en nuestras fuerzas armadas, pero invertimos en alojar y alimentar a quienes no quieren estar aquí.

En vez de respetar la dignidad de nuestras tropas los mandamos a que cualquier tacuache los insulte, los amenace y lance manotazos.

No invertimos en seguridad…

Pareciera que con toda intención se abona por allanar el camino a los criminales.

Ahí la llevan.

Te puede interesar