Gracias por no usar popote

Ante la grave escasez del agua potable, se está planeando la desalinización del agua del mar.

Ante la insuficiencia de alimentos, se están promoviendo los alimentos de base vegetal en sustitución de la proteína animal.

Ante el problema de la contaminación, se están prohibiendo el uso de popotes y bolsas de plástico.

Ante las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global se está fomentando la reducción de emisiones, el ahorro de energía y el reciclaje.

Ante la creciente ola de violencia en el mundo, se exigen mayores y más modernas medidas de seguridad.

Todo eso está muy bien, pero… ¿ya se pusieron a pensar cuál es la causa real de todos estos problemas?

Existe una técnica llamada “Los 5 ¿Por qué?” que es utilizada para encontrar la causa de un problema repitiendo la pregunta “¿Por qué?” hasta llegar a la raíz.

Si la aplicamos a todos los problemas que padece la humanidad encontraremos la misma causa: la falta de planificación familiar.

Y es que la falta de planeación crea sobrepoblación. Y ésta, todos los demás problemas.

Los humanos nos hemos vuelto una plaga para el planeta. Y como cualquier plaga, causamos daño tanto al medio ambiente como a nosotros mismos.

¿Qué pasó con la campaña “La Familia Pequeña Vive Mejor”? Fue un éxito en los años 70’s y 80’s. Pero ya no hemos vuelto a ver otra campaña así. ¿Por qué?

Y es que mientras nos sigamos reproduciendo sin control, sin información y sin responsabilidad, no importa todo lo que hagamos: vamos directo al desastre.

Como dice un mensaje que me encontré en las redes sociales: “Gracias por no usar popote, ahora usa anticonceptivos”.

Por favor. Urge.

Te puede interesar