Funcionarios estatales y municipales de Jalisco están la mira del narco, según el Fiscal

 

Guadalajara.- “Entre 10 y 15” funcionarios del gobierno estatal y de algunos municipios estarían tras la mira de la delincuencia organizada, dijo el fiscal de Jalisco Gerardo Octavio Solís, quien reconoció que los ataques contra tres agentes de la fiscalía el viernes pasado y que causaron la muerte de dos de ellos formaron parte de una estrategia en la que los victimarios “se quedaron cortos”.

“Tenemos datos que (los delincuentes) se quedaron cortos, porque en otros objetivos no pudieron accionar (…). Los objetivos en común son servidores públicos de esta dependencia (fiscalía) y hay la posibilidad real de otros objetivos del gobierno del estado o municipales, no descartamos ninguna posibilidad y hacemos el análisis de toda la información a fondo”, dijo Solís.

Los tres ataques no fueron simultáneos pero sí concertados, relacionados entre sí y “llevados a cabo con precisión respecto de objetivos elegidos con anterioridad”, comentó.

El viernes, además de los atentados contra tres personas que trabajan en la Fiscalía del Estado, en la colonia Jardines del Edén se desató una balacera en la que murieron dos presuntos delincuentes y se detuvo a otros cinco que están en espera de la audiencia de vinculación a fines de esta semana.

También en la casa de seguridad de esa colonia de Tlajomulco, fueron incautadas al menos doce armas largas, varias cortas, dos granadas de fragmentación y tres vehículos.

“La finca está asegurada y será materia posterior de localizar al propietario. Hay más fincas en esa zona que tenemos bajo investigación, hay una serie de procesos en trámite de los que esperamos tener resultados” explicó Solís.

En rueda de prensa también se informó que de las 14 bolsas negras que ese mismo viernes fueron encontradas en Tlaquepaque, en 9 de ellas ya inspeccionadas por peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se encontraron ocho cadáveres femeninos y uno masculino.

Falta por conocer el detalle en las restantes bolsas, en las que se han encontrado partes humanas mutiladas, sometidas a agentes químicos y con una evolución cadavérica de “ocho meses a un año”.

El estudiante estadunidense Jesse Pacheco, quien la semana pasada fue “levantado” por sujetos armados a las afueras de un bar en Guadalajara, regresó a su país el viernes pasado acompañado de su madre y no rindió declaración en México, y en su país, en una entrevista televisiva, evitó referirse a los pormenores de su cautiverio.

Te puede interesar