Fin de semana de cine hecho en casa en el FIC MTY 2019

 

El cine es una de las industrias artísticas más activas durante todo el año, las salas de la ciudad, que digo de la ciudad, del mundo, han dado cabida a una y mil historias. Tantas vidas han pasado por sus pantallas, narraciones visuales llenas de fantasía en una gran mayoría, el que se conoce como cine comercial, porque explota más bien el lado del entretenimiento, no es una generalidad, claro. Nos hemos topado con impresionantes historias de la vida real, sin embargo, por el otro lado, esta el otro cine, del que ha salido Roma (la película de Alfonso Cuarón), llamado cine de arte, que sobrevive gracias al esfuerzo de organismo, instituciones y espíritus valientes, el cine del que están llenos los festivales.

Una clase de cine más apegado a la realidad, al dolor y alegrías reales, que en el detalle se puede llegar a conectar con la vida de los personajes completamente alejados de nosotros o como tan cercanos como propone la Gala de Cine Nuevo León, en la que los realizadores de cine en el estado comparten desde hace varios años con amigos y familiares la proyección de sus trabajos.

En esta ocasión fue en la sala 1 de Cinépolis Garza Sada, donde se presentaron los cortometrajes: Azahar, Cenizas, El calostro de Juan, El charro negro, El señor de las palomas, El valiente ve la muerte solo una vez, Involution, La madera y Lapsus.

Pero esto no ha sido lo único, las producciones regiomontanas, sus comienzos, sus alcances y sus retos fueron los temas abordados por un panel de expertos que marcó el comienzo de los foros por el 15 aniversario del Festival Internacional de Cine de Monterrey.

El primer panel, nombrado “La historia del Cine Regio a partir del FIC Monterrey” contó con la participación de la actual directora de programación del  festival, Narce Ruiz; el cineasta, fotógrafo y exdirector de programación del FIC Monterrey, Luis Garza, así como Maximiliano Maza, investigador y catedrático del Tecnológico de Monterrey.

En su charla, los panelistas destacaron la iniciativa que tuvo Juan Manuel González, director del festival de cine para impulsar el proyecto, que ha sido determinante para alcanzar un mayor crecimiento de la industria cinematográfica.

El festival dijo Luis Garza, nació “como una locura de Juan Manuel” , quien arrancó primero un taller de cine en 1997, pero que al paso del tiempo logró convertirse en un evento de talla internacional..

Narce Ruiz compartió que el incremento en las producciones han permitido que hoy, se lleve a cabo una sección local dentro del certamen que se desarrollará hasta el 23 de agosto.

“Al principio no había suficiente material para que el festival tuviera una categoría Nuevo León” narró, Ruiz al platicar sobre los retos que se han ido superando el cine local.  Sin embargo, advirtió que hay pendientes aún.

Coincidieron que al cine regio le falta “creérsela” para poder destacar más y reducir así la “centralización” que existe actualmente de películas generadas mayoritariamente en la capital del país.

Maximiliano Maza destacó producciones como “Flores para el soldado”, dado que éstas han sido producciones ganadoras de premios como el Ariel.

 

Te puede interesar