Feria Internacional del Libro Monterrey 2019 deja buen sabor de boca

 

Nueve días de libros, letras, ponencias, conferencias, presentaciones, escritores, encuentros, y demás, que se realizaron dentro de la Feria Internacional del Libro 2019, terminan con un buen sabor de boca, y la participación  de más de 650 sellos editoriales y más de 460 eventos a cargo de autores nacionales e internacionales, importantes instituciones culturales de la localidad y las distintas comunidades del libro.

Destacó la participación de la Cátedra Alfonso Reyes y su programa multidisciplinario que incluyó filosofía, literatura, cine y poesía, con autores como Leonardo Boff, Valeria Luiselli, Julio Ortega y Marina Perezagua.

CONARTE también lució con el regreso de importantes eventos como el Encuentro Internacional de Escritores y el Encuentro Internacional de Fomento a la Lectura, que aportaron la presencia de importantes exponentes internacionales como el poeta chileno Raúl Zurita.

En su búsqueda por imprimir un sello más comunitario y participativo, la Feria también reunió nuevas activaciones y experiencias como el taller de gráfica móvil de El Chanate, las lecturas multimedia de MTY-TXT, las dinámicas juveniles de Prepa Tec, las videorreseñas de lectores regios en el espacio de Olo, los juegos de rol literarios con el grupo DADO, el escenario abierto del Ágora, donde los escritores interactuaron más de cerca con sus lectores, y los nuevos módulos de firmas, donde participaron más de 60 autores.

Además, volvieron con éxito los días especiales de la Feria al Espacio Comunidades del Libro: el Día de la Feria Independiente, el Día del Autor Independiente, el Dia de la Ciencia y la Tecnología, el Día del Cómic, el Día de los Juegos de Rol, el Dia del Lector Joven.

La oferta de autores internacionales se integró por nombres como Leonardo Boff, Juan José Tamayo, Raúl Zurita, Marina Perezagua, Víctor Casaus, Julio Ortega, Christian Duverger, Isabel Botero y Tatiana Goransky.

De entre las voces nacionales figuraron Valeria Luiselli, Élmer Mendoza, Mónica Lavín, Enrique Serna, Gerardo Porcayo, Fernanda Melchor, Benito Taibo, Bernardo Fernández Bef, David Martín del Campo, Luis Felipe Lomelí, Alejandro Rosas, Julio Patán, Francisco Martín Moreno, Fritz Glockner, Diego Petersen, Héctor Zagal, Tatiana Clouthier, Armando Bartra, Alejandro Solalinde y Orfa Alarcón.

La poesía tuvo su propio lugar con el programa de Vaso Roto y la Cátedra Alfonso Reyes, que incluyó las presentaciones de poemarios de María Baranda, Sandra Lorenzano, Enzia Verduchi, Luis Armenta Malpica, Ethel Krauze y Gabriela Riveros, así como un espectáculo transmediático de Rocío Cerón; las bardas pintadas por Acción Poética y sonorizadas con lecturas de versos, y el Encuentro Internacional de Escritores dedicado al tema de poesía y resistencia.

El Tecnológico de Monterrey también inauguró eventos especiales como el Primer Foro de Estudios Humanísticos —cuyo tema central fue la sustentabilidad en las ciudades— y el programa de conferencias de la Escuela de Humanidades y Educación —con charlas alrededor de varias áreas del conocimiento—.

La perspectiva de género tuvo lugar desde la academia, con Brillantina Violeta y sus conversaciones sobre feminismos, y desde las asociaciones civiles como Lean In Regio, con sus talleres de empoderamiento femenino.

Para el público infantil, el área de talleres aumentó su cuota de actividades con la incorporación de Lego y Papalote Museo del Niño a la oferta educativa; autores como Francisco Hinojosa y Vania Bachur presentaron sus novedades editoriales; mientras que el escenario de La Mitotera fue sede de decenas de espectáculos de música, teatro y narración oral.

La Feria también ofreció una rica cartelera cinematográfica, con las proyecciones de El sueño de la Malinche en el Museo de Historia Mexicana, y la apertura de ciclos como el de cine experimental del Tecnológico de Monterrey; el de cine y literatura británica organizado por Anglo Arts en Pabellón M; y la exhibición de películas premiadas por el Festival Internacional de Cine de Monterrey en la Cineteca Nuevo León.

La Feria del Libro y sus visitantes

Los números de la encuesta aplicada a visitantes en la Feria se ubican dentro del rango meta establecido por el Comité́ Organizador. Más del 70 % del público adquirió́ por lo menos un libro; de este, el 71 % encontró todos los títulos que buscaba y el 16 % halló algunos de ellos. El 97 % evaluó́ el evento como excelente o bueno; el 83 % calificó el programa cultural como excelente o bueno, y más del 97 % afirmó que regresará el próximo año.

Durante los nueve días, se registró una entrada de alrededor de 160 000 visitantes a los distintos espacios de la Feria. En el área de actividades infantiles, destaca la asistencia de más de 37 500 estudiantes provenientes de 475 escuelas de educación básica a los cientos de sesiones de talleres y espectáculos.

La Feria también contó con novedades en su oferta editorial con la presencia de la Liga de Editoriales Independientes de México (LEI), que distribuyó sellos como Calygramma, Colectiva Gráfica Hidalguense, Cuadrivio, EP, El Dragón Rojo, Dark&Glow Press, Proyecto Literal, Capítulo Siete, Jorale, Orfila, Olinyoli, Librosampleados, Nocturlabio, La Tinta del Silencio, Festina, Nieve de Chamoy, Ultramarina, entre otras. Además, los niños pudieron encontrar nuevos espacios de casas editoras infantiles con los stands de CIDCLI y Ateconqueso.

El Tecnológico de Monterrey agradece profundamente a los lectores y a las comunidades de libro, así como a las instituciones que hicieron posible esta edición: el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el Instituto de Innovación y Transferencia de Tecnología de Nuevo León (I2T2), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), la Cátedra Alfonso Reyes, la Cámara de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), el Instituto Estatal de la Juventud (InJuve), el Festival Internacional de Cine Monterrey, el Encuentro Mundial de Valores y el Festival Internacional de Santa Lucía, entre muchos otros más.

La institución también aprecia el aporte de las casas editoriales como Grupo Planeta, Penguin Random House, Océano, Fondo de Cultura Económica y Sexto Piso, entre muchas otras, por los libros y los autores que acercaron al público regiomontano durante el festival.

Te puede interesar