FBI llega a Chihuahua para colaborar en investigación LeBarón

 

 

Ciudad de México.- La mayoría de los integrantes de la comunidad LeBarón permanecerá en territorio mexicano, afirmó ayer el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Al proporcionar detalles de la colaboración que tendrán las autoridades de Estados Unidos en este caso, indicó que los agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) no podrán portar armas ni hacer diligencias por su cuenta, por lo que las pesquisas las realizará la Fiscalía General de la República (FGR).

Tras recordar que México y Estados Unidos mantienen vigente un acuerdo de cooperación y asistencia jurídica mutua, firmado desde 1994, el canciller explicó que la invitación a las autoridades estadunidenses para dar seguimiento al caso se realizó por tratarse de ciudadanos de ese país y, dijo, debe haber una cooperación similar a la que se registró después de la matanza en El Paso, Texas, en la que el gobierno mexicano conoció del desarrollo de las investigaciones.

El proceso en el caso de la familia LeBarón, insistió, corresponde a la fiscalía mexicana y como parte del protocolo establecido para dicha participación los efectivos extranjeros deben informar dónde se encuentran y no puede haber agentes armados, no pueden celebrar diligencias que no sean por conducto de la FGR. Una cosa es acompañar y otra cosa es remplazar, cosa que jamás admitiríamos. Entonces, van a acompañar el proceso, lo vieron con buenos ojos.

Una de las principales colaboraciones que tendrían los agentes de la FBI será rastrear el origen de las armas usadas en el ataque que sufrieron integrantes de la familia Lebarón en los límites entre Sonora y Chihuahua.

A pesar de los reportes de un éxodo de integrantes de dicha comunidad que presuntamente han dejado el país, aseguró: Se está en contacto con la familia LeBarón y nos han dicho que la mayoría va a permanecer en México.

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional a la que acudió ayer el canciller, recalcó, además, que hay mil 100 mexicanos en espera de asilo en Estados Unidos que se encuentran principalmente en Ciudad Juárez, por casos en los que incluso llevan algunos un oficio otorgado por presidentes municipales para que pidan refugio, pero afirmó que normalmente no tienen éxito en su gestión.

Al referirse a la situación de los migrantes de otros países que han llegado a México por la frontera sur, Ebrard sostuvo que hay un registro con nombres y lugares de procedencia, por lo que no se acepta el ingreso de personas con antecedentes penales o que pueden poner a peligro a ciudadanos mexicanos. Aseguró que no se tienen reportes del arribo de presuntos terroristas, por lo menos en lo que va de la actual administración.

 

Te puede interesar