Extienden por cinco años más aranceles al acero fabricado en China

 

Ciudad de México.- Como medida para proteger a la industria acerera nacional de prácticas de comercio desleal, conocidas como dumping y que se refieren a la venta de productos por debajo de sus costos de producción, la Secretaría de Economía (SE) extendió por cinco años más el cobro de una cuota compensatoria o arancel a las importaciones definitivas o temporales de “cadena de acero de eslabones soldados” que se fabrica en China, aunque provenga de otros países.

Además, anunció el inicio de una investigación para determinar si aplica “de manera definitiva” la cuota compensatoria que ya aplica a conexiones de acero, también de China, -que incluyen codos, tapas, manguitos, reducciones o tees- y que se mantendrá vigente hasta que concluya el proceso.

La dependencia analizará el impacto que las importaciones de estos productos tuvieron en la industria y mercado nacional de las conexiones de acero entre el primero de julio de 2018 y el 30 de junio de 2019. Indicó que los productores, importadores o exportadores, empresas nacionales o extranjeras que acrediten su interés jurídico en el caso pueden presentar pruebas y argumentos al respecto durante 28 días hábiles, a partir de este jueves 18 de julio.

Para el caso de la cadena de acero, la SE fijó la cuota compensatoria en 50 centavos de dólar por cada kilogramo del producto y en 1.05 dólares por kilo en las conexiones se acero. Justificó la extensión del gravamen para la cadena de acero en las “asimetrías” entre la capacidad productora de México y China, ya que esta nación “ocupa el primer lugar a nivel mundial en cuanto a volúmenes de exportación de la cadena de acero de eslabones soldados porque sus exportaciones representaron 88 por ciento del total entre 2013 y 2017, con una tasa de crecimiento de 12 por ciento en dicho periodo”.

Deacero e Industrial Alambres, las empresas que solicitaron la investigación, calcularon que si se eliminaba la cuota habría una caída de 19 por ciento en las ventas de la industria nacional y de 35 por ciento en la producción de abril 2019 a marzo de 2020. La SE previó además decrementos de 20 por ciento en las exportaciones, de 50 por ciento en los empleos, de 19 por ciento en la participación del mercado interno y de 18 por ciento en la capacidad instalada.

Incluso Deacero remarcó que “la industria china no refleja los principios de una economía de mercado” en tanto que el gobierno de ese país devalúa su moneda para abaratar el precio de sus productos y potenciar sus exportaciones, establece los salarios de los trabajadores, el Partido Comunista participa en 70 por ciento de las empresas chinas y 91 por ciento de las estatales, entre ellas las de la industria siderúrgica, y las cuales reciben apoyos financieros, créditos, subsidios, tarifas eléctricas y compra de insumos que distorsionan los precios reales de sus productos.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, ha explicado que las investigaciones antidumping son una constante en el comercio internacional y en México es la Unidad Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales la encargada de llevarlas a cabo cuando una empresa asegura ser afectada por las importaciones de determinados productos.

Tanto la cadena como las conexiones de acero de China llevan más de una década con cuotas compensatorias, pero la Ley de Comercio Exterior (LEY) establece que deben eliminarse en un plazo de 5 años, a menos que la SE inicie un examen de vigencia solicitado por uno o más productores nacionales, lo cual ocurrió porque así lo pidieron las empresas Deacero e Industrial Alambres para las importaciones de cadena de acero, y Tubos de Acero de México (Tamsa), en el caso de las conexiones de acero.

En total, las importaciones de la cadena de acero fabricada en China contabilizan 16 años con una cuota compensatoria: desde julio de 2003 se le impuso una tarifa de 72 centavos de dólar por cada kilo, se modificó a medio dólar po kilo en enero de 2010, en 2014 se determinó mantenerla así por otro quinquenio y ahora en 2019 se prorroga por cinco años más, de acuerdo con la resolución final que al respecto realizó la SE.

Las conexiones de acero chinas tenían originalmente una cuota compensatoria equivalente al 81.04 por ciento de su valor, pero desde noviembre de 2006 se estableció en 2.07 dólares por kilo, bajó a 1.05 dólares por kilo en febrero de 2011, el monto fue ratificado en julio de 2015 y se mantendrá así hasta que la SE determine concluya la investigación anunciada.

Deacero e Industrial Alambres insistieron ante la secretará mantener la cuota compensatoria al advertir que “la cadena de acero ingresará al mercado nacional a precios desleales y más bajos, teniendo un efecto dañino en el volumen y precio de venta de la industria nacional al mercado mexicano, así como en su volumen de producción”.

La SE refirió las exportaciones de cadena de acero en todo el mundo en 2017 ascendieron a 319 millones 356 mil 223 kilogramos, de las cuales China concentró 66.7 por ciento, en contraste con México que sólo aportó con el 0.2 por ciento y muy lejos del 7.9 por ciento aportado por Alemania, el 5.8 por ciento de España, el 3.2 por ciento de República Checa y el 2.2 por ciento de Estados Unidos.

Sólo 5 empresas de China fabrican la cadena de acero pero su capacidad productiva es muy superior a la industria nacional y en el periodo señalado esa nación tuvo un excedente de 45.8 millones de toneladas de alambrón de acero, el principal insumo de la cadena, por lo que en caso de eliminar la cuota compensatoria no tendrá limitaciones para fabricarlo y exportarlo a México. La producción de alambrón de China, agregó, es hasta 20 veces más que la de México.

Te puede interesar