Entre ciudadanos… el que no es corrupto es pendejo

Nos quedamos ciegos y sordos… esta sociedad está urgida de un milagro.

He platicado con tres o cuatro personas convencidas de que AMLO es realmente el gran transformador.

Llegamos a una conclusión:

Ellos NO VEN sus errores.

Nosotros NO VEMOS sus logros.

Nos volvemos enemigos naturales; ellos defienden con gallardía la fortaleza en la que su líder trabaja afanosamente para arreglar el desastre que le dejaron.

El resto trabaja con todas sus fuerzas para derribar las bases de un imperio corrupto que con el falso mensaje de la transformación alienta la destrucción de nuestra paz… entrega el poder a los criminales y promueve el caos.

No hay punto medio…

Como en el 2006 las familias se dividen, los amigos se ofenden.

Para unos, todos los que criticamos somos corruptos y/o chayoteros.

Para el resto, quienes protegen a su líder son pendejos.

Uno puede culpar al Peje por su discurso.de odio, clasista.

Uno puede culpar al PRIAN por su secuela de corrupción.

La verdad somos culpables nosotros, los ciudadanos, quienes compramos la idea de que quienes piensan distinto son enemigos a los que es nuestro patriótico deber destruir.

Yo creo que arriba, los poderosos están felices.

Así es como conviene que esté la sociedad… así les conviene a ellos.

Porque a fin de cuentas ve usted los rostros y nombres de los hombres y mujeres del poder…

Son los mismos desde hace 30 ó 40 años.

Ellos no han cambiado.

Nosotros sí.

Te puede interesar