El presidente conservador

Desde que comenzó su administración, el Presidente Andrés Manuel se la ha pasado acusando de “conservadores” a todo sus críticos y opositores.

¿Qué es un conservador? Es un partidario de los valores tradicionales.

Si AMLO critica a los conservadores… ¿significa que es liberal? Es decir… ¿aboga por las libertades individuales?

Veamos: una de las instituciones más conservadoras es la iglesia cristiana, dígase católica, evangélica, adventista, bautista o como se denomine.

Se opone al matrimonio homosexual, al aborto e incluso hasta a los derechos de las mujeres, pues promueve su sometimiento hacia el hombre.

Sin embargo, AMLO parece haberse puesto al servicio del cristianismo.

A pesar de que en México el Estado debe ser laico, el Presidente en sus discursos mañaneros no se cansa de hacer referencia de los “valores” cristianos y de mencionar a esa religión.

¿Recordará el Presidente que es un derecho humano la libertad de culto? Y que es gracias a este derecho -amparado por la Constitución- que no estamos obligados a pertenecer a religión alguna, aunque la mayoría de los mexicanos y el mismo Presidente sean cristianos.

¿Sabrá AMLO que en este país también hay quienes profesan la religión judía, musulmana, budista o hinduísta? ¿Sabrá que hay millones sin religión? Yo soy atea.

Y es por eso que no deberíamos de estar escuchando a nuestro Presidente -en pleno ejercicio de sus funciones- hablando de una religión.

Mucho menos que en su famosa “Cartilla Moral” haga mención de “los mandamientos de la religión”.

Eso vulnera las libertades individuales. Eso no es ser liberal.

Si ser conservador es ser partidario de los valores tradicionales, como lo son pertenecer a la religión cristiana y promover públicamente su culto, aún en contra de tu voluntad como lo hacían en la Edad Media…

¿Quién es el verdadero conservador aquí? Y lo peor… ¿quién está violando los derechos humanos y la ley?

Ahí se los dejo de tarea… mientras me mandan quemar a la hoguera.

Te puede interesar