El México enojado

México está enojado… mucho.

No es algo nuevo, este enojo viene desde hace varios años.

Lo peor de todo, México está enojado, pero no sabe por qué.
gobierno
No hay una causa única, pero México se levanta y apenas sale a la calle parece buscar quién le pague por su enojo.

Explota por un incidente vial sin importancia… explota por un charco… explota por una frase… explota por una fila en el Seven… explota porque solamente busca un pretexto, no una razón.

¿Qué es lo que provoca todo este nudo emocional que ahoga a los mexicanos?

No veo desde mi perspectiva una sola causa.

Es como una olla de presión a punto… es como un vaso repleto al que una insignificante gota lo derrama…

Le voy a decir las gotas que veo:

1.- Más de un 30 por ciento de los propietarios de autos no han pagado la tenencia y otro tanto por ciento no ha pagado el predial, eso no es el problema… lo que se acumula es el enojo ante los recaditos de los municipios o del gobierno que conminan a pagar bajo amenaza de aplicar embargos…. es un corajito.

2.- El precio de la gasolina que se vuelve una carga imposible.

3.- El consumo en México es altísimo, restaurantes, hoteles, vuelos, tiendas especializadas… pero todo es con dinero de plástico. Vivir y trabajar para pagar tarjetas afecta a más de 45 por ciento de los mexicanos de acuerdo al IMCO.

4.- La baja calidad y el trato despótico de los servicios que presta el gobierno, especialmente en el área médica… miles de mexicanos y sus familiares pasan noches enteras a la espera de que se les atienda en una clínica del IMSS… miles no encuentran su medicina… miles no reciben el paso para un especialista… miles esperan esta noche por un quirófano disponible y no van a tenerlo.

A los mexicanos nos estafan las aseguradoras a las que pagas puntualmente y luego no te respaldan en un percance, porque te dejan meses a la espera de reparar la nave… o cuando vas al hospital en una emergencia resulta que tienes que pelear para que te reconozcan.

A los mexicanos nos asaltan… nos roban la casa… y los criminales quedan siempre impunes.

Nos imponen fotomultas, nos acechan con cacería… nos persiguen si queremos completar el chivo como conductores de Úber.

Es una cosa, son muchas… muchísimas.

Hace tiempo que no vemos una… hace tiempo que todo es pagar y pagar…. hace tiempo que ni siquiera la empatamos.

Perdemos todos… perdemos siempre.

¿Por qué les sorprende que México esté enojado?

Te puede interesar