El metro, tragedia en ciernes

¿Cuánto tiempo va a pasar antes de que el metro descarrile?

No es un mal augurio ni un mal presagio, ni un mal deseo.

Pero si resulta que compran sujetadores chafos… si resulta que no le dan mantenimiento al viaducto ni a los convoyes… ¿qué sigue?

Que descarrile sería nada más la consecuencia lógica del criminal saqueo que han realizado en esta administración…

Yo he dejado de usar el metro, no quiero correrme riesgos.

Hay zonas en que la velocidad tiene que ser bajísima, y ello se debe a que no tienen el nivel requerido de sujeción.

¿Por qué no se exige una evaluación del sistema a una firma profesional?

Diputados, empresarios y partidos políticos serán corresponsables por su silencio cómplice en caso de una tragedia.

Ese es el sello de Jaime Heliodoro…

Negocios personales a todo vapor, y ruinas en la infraestructura del Estado.

Son varias las ocasiones en que las fallas paralizan el sistema.

En alguna ocasión el sindicato cómplice inventó un paro de labores para disfrazar un paro técnico por una falla en el sistema.

Jaime Heliodoro va a comprar carros de segunda mano, esa es su intención.

Va a otorgar contratos a empresas cuestionadas.

¿En el metro que transporta a millones de regiomontanos diariamente?

¿Le importa un sorbete poner en riesgo la vida de cientos de miles de personas?

¿Y lo dejan?

Insisto, quienes hoy callan serán cómplices en la tragedia.

Te puede interesar