Divide y… lo vas a lamentar

Y la estrategia fue dividir a los mexicanos…

Los Fifís Conservadores, contra el Sabio Pueblo Chairo.

Encono y rencores, diatribas y descalificaciones… unos son los enemigos de la Cuarta Transformación y los otros, los impulsores del gran cambio.

Así lo hicieron otros en diferentes países y les funcionó.

Con el pueblo dividido la permanencia era segura… que se peleen los ciudadanos, nosotros nomás los “cuchileamos”.

Logró el objetivo…

Siempre un enemigo dentro, siempre un demonio por vencer, por expulsar, por detestar.

Si lo criticas seguramente estás a favor de los que saquearon al país durante 100 años…

De repente apareció el enemigo de fuera, el monstruo, el ogro devorador.

A esa bestia le vale sorbete si le echas encima a las redes sociales o si en la mañanera te ríes de él.

Es ahora cuando se necesita a todo México unido en torno a su Presidente, para que luche con decisión por los intereses de la patria.

Es ahora cuando puedes lamentar esa torpe estrategia de dividir.

Debo reconocerlo, lo hizo muuuuuy bien.

La división es real… es dolorosamente real.

¿Aceptará un Sabio del Pueblo Chairo unirse y luchar junto a un Fifí Conservador?

¿Aceptará un Fifí Conservador compartir la trinchera con un Sabio Chairo?

Cuando la visión no llega más allá de la frontera.

Cuando te niegas a asistir a los grandes eventos de las grandes potencias y quieres regañarlos con una cartita…

Cuando toda tu lucha es interna y tu enemigo está dentro…

¿Qué hacemos?

¿Cómo nos unimos?… ¿En torno a qué?

A como vamos, terminará por unirnos la desgracia.

Te puede interesar